Temporada de Patos

Temporada de Patos

David Collado
Foto: Jam Media
La Jornada Maya

2 de octubre, 2015

El sistema de competencia del futbol mexicano genera mediocridad

Todo es cíclico. En Chivas lo saben a la perfección. De estar en gran momento, para después pasar a una crisis deportiva fuerte, pelear el no descenso, salvarse del mismo, llegar a semifinales, empezar mal el siguiente torneo, correr a su técnico, y de pronto, en cuatro juegos ya todo está bien en Guadalajara de nuevo. Cuando se piensa tan a corto plazo, cuando la estrategia y la planeación no pasan más allá de los próximos seis meses, es complicado tomar en serio un proyecto.

Ahora a Chivas le toca estar arriba. ¿Los Pumas? Estuvieron en una situación difícil los últimos torneos y ahora andan bien, olvidando el pasado reciente y soñando con aspirar a un título. ¿El América? Los medios y los aficionados no daban un peso por las Águilas en agosto. Se pedía la salida de Nacho Ambriz sin siquiera haber dirigido al equipo. Un inicio lento que llevó a una franca mejoría y todos lo olvidaron. Derrotas en el Clásico y contra León y se prenden de nuevo los focos rojos.

A pesar de que existen respuestas y las tengo muy presentes, sigo sorprendido. ¿Por qué en nuestro futbol se tienen que ver las cosas o en blanco o en negro? Cada club que gana dos juegos ya se ve campeón, y aquel que los pierde lo toma de la peor manera. Durante todo el tiempo que dirigió Sergio Bueno a Cruz Azul se le criticó. Si la directiva dudaba de su técnico, ¿por qué siquiera se empeñó en llevarlo al banquillo celeste? La salida de Bueno de la Máquina tendrá un efecto similar al de la llegada de Matías Almeida a las Chivas. El equipo ganará algunos partidos y habrá esperanza de Liguilla.

La culpa es del sistema de competencia. Si yo dirigiera un club a sabiendas de que ser el octavo sitio me da una oportunidad, sin que me premien por un mejor resultado, pues ¿para qué esforzarme? Suena como una manera mediocre de pensar, ¿cierto? Pues así es como se ven nuestros equipos y nuestra liga. No sé ustedes, pero a mí tanta inestabilidad me vuelve loco.

En la NFL, lo más comentado esta semana ha sido el impacto que tendrá la lesión de Ben Roethlisberger en los Acereros de Pittsburgh. Si se toma en cuenta que los Steelers tienen al corredor LeVeon Bell y al receptor Antonio Brown, considerados entre los mejores de su posición en la liga, Michael Vick, suplente de Roethlisberger, no debería tener mayor problema mientras regresa Ben.También, creo que los Delfines de Miami tuvieron que haber corrido a Joe Philbin desde el final de la temporada pasada. Mucho talento desperdiciado con el peor de los entrenadores en jefe en la liga, en mi opinión.

Y para cerrar, si tienen oportunidad de ver las transmisiones del Campeonato Mundial de Rugby, háganlo. Es un deporte espectacular, rudo, movido, interesante y con mucha historia.