México SA

Desabasto en Oaxaca

Carlos Fernández Vega
Foto: Notimex
La Jornada Maya

Jueves 23 de junio, 2016

En más de lo mismo, el Banco de México reporta que en el primer trimestre del año la economía nacional repunta, pero sólo en una región del país (la centro norte), pues en otras (la sur) el comportamiento no es tan sólido y sugiere cierta desaceleración. Sin cambios en el frente, pues.

La institución a cargo del famoso doctor catarrito divulgó su Reporte sobre las economías regionales, correspondiente a enero-marzo 2016, y en él resume que aquellas siguieron presentando una expansión apoyada, en lo principal, en el dinamismo del sector terciario y, en menor medida, en la evolución favorable de la actividad agropecuaria y en la incipiente mejoría de la construcción.

Sin novedades en el frente, y de tal reporte se toman los siguientes pasajes: la producción manufacturera continuó débil como resultado del desempeño desfavorable de sus exportaciones, toda vez que la demanda interna por manufacturas se mantuvo dinámica. Asimismo, la minería siguió mostrando una trayectoria descendente, en tanto que la electricidad se mantuvo estancada. El mayor dinamismo de las actividades terciarias y de las manufacturas dirigidas al mercado interno, en general, tuvo como consecuencia que el crecimiento de la actividad económica en algunas regiones resultara superior al observado en el trimestre previo.

Durante el trimestre de referencia la inflación general anual fue favorable. A ello coadyuvaron las reducciones en los precios de insumos de uso generalizado, producto, en buena medida, de la implementación de las reformas estructurales. En este contexto, el comportamiento de la inflación también se vio reflejado a nivel regional. En particular, en todas las regiones la inflación general anual se ha mantenido por debajo de la meta permanente en lo que va de 2016.

Consultados por el Banco de México, los directivos empresariales en las diferentes regiones del país estiman, en general, una expansión en la demanda por sus bienes y servicios durante el próximo año. Asimismo, anticipan un aumento del personal contratado y del acervo de capital físico en todas las regiones. En cuanto a sus expectativas de inflación para los siguientes 12 meses, las fuentes consultadas prevén, en general, tasas de crecimiento anual de los precios de sus insumos y de sus precios de venta menores a las observadas el año previo. Por su parte, en todas las regiones los directivos esperan que el aumento en los costos salariales sea igual o menor al del año anterior.

Con relación a los principales riesgos para el crecimiento económico regional, los directivos empresariales destacaron, como riesgos al alza, un incremento mayor al esperado en los niveles de inversión privada en los sectores manufacturero y turístico y el fortalecimiento de la demanda externa. Por otro lado, entre los riesgos a la baja señalaron mayor volatilidad en los mercados financieros internacionales y la posibilidad de que se observe un deterioro en la percepción sobre la seguridad pública.

Con base en la información oportuna disponible, se estima que en el primer trimestre de 2016 la actividad económica medida a través del Indicador Trimestral de la Actividad Económica Regional se expandió respecto del nivel observado en el trimestre previo en las cuatro regiones del país, en términos de su variación trimestral ajustada por estacionalidad. No obstante, mientras la información oportuna sugiere que la actividad repuntó en el centro norte y en menor grado en el sur, también sugiere cierta desaceleración en el centro y en el norte.

Los repuntes observados en el centro norte y en el sur estuvieron asociados al desempeño favorable de las manufacturas más vinculadas al mercado doméstico, de la construcción, del comercio al por menor y del sector agropecuario. Cabe destacar que, no obstante este repunte, la actividad en el sur continúa presentando una recuperación más débil que la que han mostrado el resto de las regiones en los años posteriores al estallido de la crisis global.

Por su parte, en el norte la actividad mostró cierta desaceleración como reflejo del comportamiento que en esa región presentaron el sector agropecuario, la construcción y las manufacturas más orientadas al mercado externo. Esto último fue parcialmente compensando por el elevado dinamismo de las manufacturas destinadas al mercado interno. Asimismo, en el centro la actividad económica también mostró un menor ritmo de crecimiento respecto del trimestre anterior, si bien éste continúa siendo superior al observado a nivel nacional. La desaceleración registrada en el centro fue consecuencia, en parte, del comportamiento desfavorable de la producción manufacturera más vinculada al mercado externo, ya que las actividades están más orientadas a satisfacer la demanda.

La producción manufacturera siguió mostrando un ritmo de expansión débil en el trimestre que se reporta. Esto fue consecuencia fundamentalmente de la atonía de las exportaciones de este sector, cuyo efecto fue parcialmente compensado por el dinamismo de la demanda interna por manufacturas. En este contexto, el desempeño del referido sector distó de ser homogéneo a nivel regional.

En particular, se estima que las regiones norte y centro norte mantuvieron una tendencia ascendente en su producción manufacturera, lo cual fue, en buena medida, resultado del dinamismo que han mostrado ciertas actividades cuyo principal objetivo es abastecer al mercado interno. Asimismo, se calcula que el nivel de actividad en la región sur mostró un repunte, si bien permanece en niveles especialmente bajos. Con ello, se frenó la tendencia negativa que se venía observando en la actividad manufacturera de esta región en los últimos trimestres. En contraste, la producción manufacturera exhibió una contracción en el centro, como consecuencia, fundamentalmente, del débil desempeño de las exportaciones llevadas a cabo en esa región.

Las rebanadas del pastel

Certero como siempre, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, dice que en este momento no hay desabasto en Oaxaca. En cambio, el titular de la Sedesol, José Antonio Meade, reconoce que de los 30 centros de abasto que Diconsa tiene desplegados en dicha entidad 22 (donde se ubican mil 800 tiendas) han sido afectados por las movilizaciones de miembros del magisterio en la entidad, y no han recibido suministros en los pasados 10 días. Por su lado, los empresarios denuncian que se registra desabasto de gasolina e incluso no hay efectivo en algunos cajeros de Oaxaca.

Twitter: @cafevega

[email protected]