Seguridad en Quintana Roo

Violencia requiere cero tolerancia

Carlos Mena
Foto: Tomada de www.proceso.com.mx

Lunes 30 de enero, 2017

Muchos desconocemos los orígenes de la violencia de Quintana Roo pero sabemos de las consecuencias económicas de la baja del tráfico turístico. La seguridad es el primer requisito para la inversión y el consumo, factores indispensables del desarrollo económico y social.

Antes que nada hay que reconocer y aceptar que el turismo de Cancún estimula la demanda de droga, haciendo de ese destino un objetivo apetecido por los cárteles. Decir que el narcomenudeo es nuevo es una ingenuidad; lo que aconteció estos días en Cancún es el rompimiento de un equilibrio en el negocio del narco.

Las noticias preliminares del origen de los acontecimientos son variadas: unas, que los narcos intentaban rescatar a una líder recientemente apresada; otros, que nuevos cárteles quieren entrar en ese mercado; algunos, como respuesta al llamado de la gendarmería por parte del nuevo gobernador. Todas éstas podrán ser verdad o mentira; lo que sí sabemos es que erradicar completamente este flagelo social tendrá como consecuencia lógica reacciones violentas de estos grupos al intentar resistirse a cualquier acción del gobierno o de sus competidores.

Como dice Enrique Rodríguez Abreu, ex policía federal y hoy asesor de seguridad: “No esperar reacciones de esos grupos o no estar preparado es un error de visión y estrategia, pero la experiencia mundial dicta que estos grupos sólo se acaban como lo hizo Guliani en Nueva York o en el caso colombiano; es decir, tolerancia cero”.

Las vías legales disponibles son insuficientes cuando las ciudades ya se encuentran en un grado de descontrol y violencia constante. No estoy afirmando que ese es el estado de Cancún; al contrario, espero que sea un hecho aislado. Pero no reflexionar los posibles escenarios sería irresponsable, ya que el gobierno y la sociedad deben de estar preparados para cualquier situación, y estoy seguro que así será.

Quintana Roo

[email protected]