Listos para pelear por nuestras tierras: Che Cu

Freciez acusa de desidia a las autoridades, ante invasiones

Hubert Carrera Palí
Foto: Fernando Eloy
La Jornada Maya

San Francisco de Campeche
Jueves 20 de abril, 2017

El Frente Campesino Independiente Emiliano Zapata (Freciez) está listo para pelear por más de 60 mil hectáreas de las ampliaciones forestales de Pomuch y Champotón si para el próximo 3 de mayo la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) no les cumple con la indemnización de 80 millones de pesos, advirtió Luis Antonio Che Cu, dirigente de esta agrupación.

En conferencia, tras sostener una reunión privada con representantes de la Sedatu encabezados por Luis Mejía, director de Concertación Social, y los titulares de la Procuraduría Agraria (PA) y del sector rural del estado, Che Cu aseguró que se le hizo llegar un mensaje de Rosario Robles Berlanga, titular de la Sedatu, para que este añejo problema de más de 16 años llegue a su fin a más tardar a principios de mayo próximo, lo que beneficiará a más de cuatro mil familias, de los que mil 500 son posesionarios y tres mil ejidatarios de Pomuch y Champotón, pertenecientes al municipio de Candelaria.

Che Cu acusó que hay toda la disponibilidad de los gobiernos federal y del estado para ponerle punto final a este problema, engrandecido por desidia de las mismas autoridades del sector rural que no han hecho caso al problema de las constantes invasiones.

El dirigente aseguró que sigue entrando gente al ejido Champotón a talar madera de manera clandestina, y todo parece indicar la complacencia de la autoridad. Lo mismo ocurre en Calakmul, el segundo pulmón del continente americano, afirmó.

Che Cu anunció que, el próximo 3 de mayo, el Freciez sostendrá una reunión de trabajo en la Ciudad de México con integrantes de la Comisión de Agricultura del Congreso, a fin de ultimar los acuerdos previos a esta indemnización.

Aseguró que, si para la fecha pactada y acordada ya en minuta no hay una respuesta positiva a su demanda, se organizarán para realizar una marcha en la Ciudad de México el próximo mes de junio, hasta que el gobierno federal les haga caso.

Mencionó que son más de 60 mil hectáreas de las dos ampliaciones las que están en juego y con ello el futuro de más de 4 mil familias que han sido despojadas por gente extraña, proveniente de otras entidades del país y de Centroamérica.

El dirigente campesino comentó que agotará la vía del diálogo para que se respeten los acuerdos ya establecidos y se indemnice correctamente a cada familia.