Un gran swing de Jesse hace ganar a la Zona Norte

El obús, ante Negrín, le da el premio al Jugador Más Valioso en Campeche: 4-3

Antonio Bargas Cicero
Foto: Liga Mexicana de Beisbol
La Jornada Maya

Campeche, Campeche
Lunes 19 de junio, 2017

El presente y pasado de los Leones de Yucatán se enfrentaron en el Nelson Barrera y el resultado terminó por decidir la edición 85 del Juego de Estrellas.

Jesse Castillo, el héroe del último campeonato de los melenudos, en 2006, prendió un lanzamiento de Yoanner Negrín, el as de los líderes de la Zona Sur, y depositó la pelota detrás de la barda del jardín derecho, igual que en su épico cuadrangular en la final contra Monterrey, para encaminar a los norteños a un triunfo 4-3, en un clásico de media temporada dominado por el pitcheo, que gozó la afición, pese al revés de los locales, a los que apoyaron ruidosamente hasta el último aut.

Horas antes de su gran momento, el bajacaliforniano, sonriente y animado, como de costumbre, señaló a La Jornada Maya que estaba ansioso por saltar el terreno y emocionando “por todo lo que hemos logrado en esta bonita carrera”. Su séptimo choque estelar fue el de la suerte y el primera base de los Rieleros de Aguascalientes agregó otro logro a su notable lista.

El obús de Castillo, nombrado el Jugador Más Valioso, convirtió una desventaja de 1-3 en la ventaja definitiva para los norteños, que hilvanaron su segunda victoria, después de caer de 2011 a 2015. El ganador fue José Oyervides (Monclova), quien ponchó a dos en un episodio. La derrota fue para Negrín. El salvamento se lo agenció Jason Urquidez (Tijuana).

Afortunadamente para Willie Romero y la Zona Sur el clásico de media temporada ya volvió a ser sólo una exhibición, luego de varios años de decidir la zona en la que comenzaba la Serie del Rey. El arranque fue prometedor para los pupilos del venezolano: Francisco Campos, el legendario “Pancho ponches”, cobijado por su público, que lo apoyó con todo, colgó la primera argolla –ponchando a Ramón Urías, su chocolate 15 en el clásico estelar, con el que empató a Román Ramos en el segundo lugar de la historia-, y en el cierre, los locales pegaron primero con sencillo de Carlos “Chispa” Gastélum, doble del león Ronnier Mustelier y sencillo de dos anotaciones, con dos auts, de Balbino Fuenmayor, el venezolano que a base de cañonazos ha ayudado a mantener a flote a los Rojos del Águila. El daño se lo llevó Octavio Acosta, el joven lanzador de los Diablos, a quien el piloto Pedro Meré eligió, en un movimiento un tanto sorpresivo, considerando que había serpentineros con más experiencia y categoría.

Un día después de que Frank Díaz desató gran festejo de los locales con su triunfo en el Derby de Jonrones, C.J. Retherford demostró de nuevo el poder bucanero con un cañonazo que de línea superó la la barda del jardín izquierdo, ante los envíos del zurdo Arturo López (Diablos), para poner la pizarra 3-1 en la segunda. La respuesta norteña fue inmediata. Justin Greene, la bujía de los Saraperos de Saltillo, y Urías ligaron sencillos frente a Negrín, y a continuación, Castillo, en cuenta de 1-1, disparó el bombazo por el prado derecho que por unos minutos silenció a un público entusiasta, metido en el juego, que puso el ambiente, guiado por los seguidores de los Piratas y la porra de los Leones.

“Halagado por el cuerpo técnico, por Pedro Meré, que me dio la confianza de iniciar como tercer bate. Vamos a disfrutar y a demostrar lo que hemos hecho hasta ahora en la campaña”, indicó Castillo. Y vaya que lo hizo contra el Pítcher del Año en 2016, que sólo ha permitido cuatro bambinazos en 82 entradas y un tercio esta campaña.

Lo que siguió fue un duelo de serpentinas, al estilo de la Zona Sur, en el que los norteños se impusieron apoyados en 12 de los 23 chocolates que se sirvieron en total. Los visitantes le ganaron a la Sur en su juego, el pitcheo. Los de casa fueron limitados a tres hits –de Díaz, Paul León, quien fue puesto fuera vía 9-4 al buscar la base extra, y Sandy Madera- a partir del tercer episodio. Iba a ser complicado para los sureños venir de atrás contra un bulpén con muy buenos relevos cortos y potentes brazos, y poco pudieron hacer en los últimos actos. El zurdo Héctor Daniel Rodríguez, un dominante abridor, se encargó de la sexta, Mark Serrano, derecho de una historia increíble, ya que hace unos años trabaja en bienes raíces, despachó la séptima, Chad Gaudin, cerrador de Monclova, la octava, y Urquidez la novena, cuando Madera abrió con sencillo, pero Issmael Salas no se pudo sacrificar y bateó una rola con la que forzaron en segunda al dominicano. Erick Rodríguez, cátcher de Oaxaca, bateó una línea que el inicialista Ricky Álvarez convirtió en una doble matanza sin asistencia que concretó la victoria.

Samayoa y Barraza destacan

A diferencia de Negrín, quien tras el cuadrangular sacó tres autes en fila, incluyendo un ponche a Corey Brown, líder de jonrones de la LMB, los otros dos pítchers melenudos que participaron, José Samayoa y Jesús Barraza, se lucieron. El sonorense sacó dos tercios, incluyendo un chocolate, luego de relevar a Irwin Delgado, el candidato a la Triple Corona de los Guerreros, que engomó a sus dos enemigos, y el sinaloense colgó el cero en la séptima con una anestesia.

Mustelier, uno de tres selváticos titulares, fue el único con hit de Yucatán. Leo Heras se fue de 3-0 y Jesús Valdez y J.J. Aguilar de 2-0.

Al final, el encuentro reflejó la historia hasta el momento en la temporada, una Zona Norte superior. ¿Qué tan profundo fue el róster que manejó Meré? No necesitó a Chris Roberson ni a Tiago Da Silva, líder de salvamentos del circuito, mientras que Daniel Mayora, a un juego de empatar la marca de 36 partidos con hit, arrancó en la banca antes de reemplazar a Alex Liddi en la tercera e irse de 1-0.

La Zona Sur casi no tuvo oportunidades; dejó a cinco en base y se fue de 6-1 con gente en posición de anotar.

Un gran swing de Jesse fue la diferencia. Como en el inolvidable 2006.

Cortos estelares: Campos abrió por novena vez en el choque estelar, ampliando su marca, y sexta con la Zona Sur. También lo hizo con la Liga Mexicana (2) y Selección Mexicanos… Greene y Urías batearon de 3-2 cada uno; por la Sur, Paul León también se fue de 3-2… Greene se robó una base y Urías otra… Esteban Quiroz (molestia en una mano) se uniformó por la Zona Sur, pero no entró en acción.