Campeche time

"Alito" también es candidato

Fabrizio León Diez
Foto: Fernando Eloy
La Jornada Maya

Martes 8 de agosto, 2017

Una larga fila de invitados: diez gobernadores, cientos de empresarios. Es el segundo informe de gobierno en Campeche y su protagonista muestra en videos las monumentales obras que inició hace un año y, con más animaciones digitales, presenta otras que promete terminar en 12 meses más.

Cientos de guayaberas blancas contrastan con los vestidos rojos que las mujeres portan. Lo de este gobierno es la producción, el manejo de la imagen y el discurso de un político que parece un toro de lidia; enjundia, protagonismo, advertencias, atenciones, saludos y agradecimientos precisos al presidente Peña Nieto, su amigo, y a los principales precandidatos del PRI a la Presidencia de la República.

Esta es la semana política más notable en muchos años en Campeche, pues al informe majestuoso se une el inicio de la primera mesa previa a la asamblea del PRI, donde se discutirá el cambio de estatutos y, por eso, el actual dirigente, Enrique Ochoa Reza, se placea y saluda a todos los que están colocados en las primeras filas del centro de convenciones donde, minutos después, Alejandro Moreno se apodera de la escena y luce a su estado como el mejor colocado en producción agrícola, pesquera, tecnología y seguridad. Zapote, petróleo (ya no tanto), soya, turismo, Calakmul, escuelas; todo, en primeros lugares. Todos hablan de Campeche y “deben acostumbrarse”, afirma.

Cuando llega el gobernador se dirige a su familia y en pleno berrinche su hijo se retuerce en los brazos de su madre. El gobernador trata de calmarlo, pero es inútil, así que mejor saluda a los precandidatos; Enrique de la Madrid, Miguel Mancera. Sube al estrado e inicia un discurso donde presume las gestiones millonarias que ha conseguido y el apoyo de prácticamente todo el gabinete, aunque es Osorio Chong quien se lleva el aplausómetro y con ello todo tipo de comentarios y asignaciones para el futuro.

Las alianzas se ven en la primera fila: José Murat conversa todo el tiempo con Rafael Moreno Valle, mientras el dirigente de la CTM, Carlos Aceves del Olmo, ríe de buena gana cuando Alito se refiere a él como “nuestro padrino”. El gobernador de Yucatán, Rolando Zapata Bello, muy atento a las cifras y a su Whatsapp, sobre todo cuando su vecino menciona las cifras de captura de pulpo y una frase que se disputan los dos estados; Campeche es en la realidad más seguro, aunque la percepción se la lleve Yucatán.

Alejandro Moreno anuncia la construcción del museo de la piratería, otro subacuático, la apertura del teatro, más vialidades, fuentes danzantes, está echado para delante; interrumpe el discurso para mostrar otros videos, baja del escenario, pide corregir el sonido, dirige la producción, atento a la imagen y a todos los invitados.

Dice que si se piensa bien, hay acuerdos, que hay que cuidar el terreno, que la firmeza y la claridad hará ver a los incrédulos que Campeche es un terreno para la oportunidad, que él es un político de tiempo completo, que los negocios no le hacen bien a la política, que es de la generación donde todo se puede, que son ganadores y que está en su mejor momento.

El Padrino está sentado en una silla de ruedas. Carlos Aceves del Olmo es el personaje con más asistentes para auxiliarlo al paso. El viejo dirigente de la CTM acepta conversar sobre el momento de Campeche: “Me gusta la enjundia de Alito; es entrón y nos conocemos; conocemos bien nuestros zapatos y no podemos tirarlos; esto que viene no es una batalla, vamos a la guerra. Los sindicatos gozan de buena salud y tienen abiertas las puertas para dirigir la CTM, es de ellos, deben empoderarse, aunque haya críticos, pero son puros pájaros nalgones. La lucha de clases ya no existe, sólo quedó la clase obrera y es optimista, como el gobernador”.

El tiempo de Campeche está a prueba esta semana y aunque se acercan negros nubarrones, por la tormenta tropical número siete que está entrando por Quintana Roo; cuyo gobernador, por ciento, no asistió al informe.

Alejandro Cárdenas ha llevado a todos los invitados al borde de un pensamiento, más que obvio: también es candidato, y hoy recibe al Presidente.

San Francisco de Campeche
[email protected]