El discurso agotado de Donald Trump

Vecindad incómoda pero conveniente

Ángel Rivero Palomo*
Foto: Archivo
La Jornada Maya

Martes 29 de agosto, 2017

Histórica e inevitablemente nuestra relación de interdependencia asimétrica con los Estados Unidos de América hace cotidiana nuestra relación por motivos de vecindad y vinculación económica, migratoria, cultural, afectiva y tantas otras dimensiones más. En diferentes pasajes de nuestras biografías nacionales hemos sentido los efectos de lo anteriormente descrito y eso no va a terminar.

Esta vecindad incómoda, conveniente, de gran valor, estratégica, de corresponsabilidad o calificada con cualquier adjetivo que decida el lector, al ser la nuestra, una nación tan plural y la relación México-Estados Unidos tan vasta, ha sido sumamente estridente desde que iniciaron las campañas presidenciales, que hoy tienen a Donald Trump dirigiendo a una nación dividida, con un gobierno errático en el manejo de su política internacional, principalmente en sus relaciones con las también potencias como China, Rusia y, urgido de victorias, que levanten sus desastrosos índices de aprobación.

En México debemos considerar la importancia de desfragmentar la problemática para comprender varias cosas:

1. Donald Trump no es Estados Unidos, que es una nación compuesta por seres humanos diversos, de bien, con valores, cultos y trabajadores como también los habemos en México.

2. Estados Unidos es un país muy diverso con muchos balances de poder basado en intereses económicos que acotan al presidente.

3. El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (en proceso de renegociación) ha generado un gran valor económico a las tres naciones que lo integran, porque son mercados complementarios y representan rentables negocios a sus cadenas de valor, por lo estratégico de la vecindad y el tamaño de las economías nacionales; que al mismo tiempo hacen competitiva la región frente a otras.

4. Es importante notar que si bien Donald Trump tiene muchos seguidores y la fuerza que brinda su investidura, su credibilidad interna e internacional ya no tiene los mismos efectos que al inicio de su presidencia, principalmente respecto a las tasas cambiarias que dañaban a nuestra moneda.

5. Una de las justificaciones para la construcción del muro aludidas por Trump es la inseguridad en México, por lo que este discurso va a utilizarlo en otras áreas de la relación binacional como la dimensión económica, lo que incluye la industria de viajes y turismo; que dado su crecimiento y evolución no habrá de afectarse por una retórica cada vez más agotada y la libertad tan procurada y defendida en Estados Unidos.

6. México ha tenido una postura diplomática muy mesurada y correcta en estos momentos de dificultad, en donde el derecho internacional y la experiencia de nuestros negociadores diplomáticos y económicos generan una base sólida para la certidumbre.

Las cosas irán tomando su destino y este episodio será recordado como el que hizo presente la gran importancia de México para Estados Unidos.

*Licenciado en Relaciones Internacionales y rector de la Universidad de Quintana Roo