PRD desaprueba a Remberto Estrada

El promedio de robos en Cancún es de 17 al mes

Carlos Águila Arreola
Foto: Reuters
La Jornada Maya

Cancún, Quintana Roo
Miércoles 13 de septiembre, 2017

“La inseguridad en Cancún sigue rampante, galopante y empeora diariamente por los caprichos del presidente municipal de Benito Juárez, Remberto Estrada Barba”, acusó el líder estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jorge Carlos Aguilar Osorio, quien reprobó la administración del verde-ecologista.

Recordó que, al inicio de su gestión, el alcalde “demostró poca disposición para trabajar coordinadamente con el gobierno estatal, lo que derivó en los graves problemas de inseguridad, la nula existencia de políticas de desarrollo social, servicios públicos y la pésima movilidad que hay actualmente en la ciudad.

El miércoles, alrededor de las dos de la tarde, un joven de 26 años, a quien le apodaban “Paquito”, fue ejecutado de un disparo en la cabeza en la Región 100.

Con este, llegó a 122 el número de asesinatos, este año, en el municipio.

El promedio de robos en la ciudad es de 17 al mes; entre los negocios “preferidos” por la delincuencia están las farmacias, carnicerías, tiendas de abarrotes y de conveniencia, bancos y restaurantes, 40 por ciento de los asaltos son por la noche o madrugada.

Este delito ha aumentado sus índices estadísticos, en comparación a los del año pasado: en los primeros ocho meses del 2017 se han contabilizado 134 asaltos a negocios, en los que los ladrones utilizaron armas punzo cortantes o de fuego; la Fiscalía reconoce que sólo 35 por ciento de ellos se denuncia.

Aguilar Osorio dijo que “para nosotros hay falta de liderazgo, nos parece que (el alcalde) deja mucho que desear, porque en lugar de atender las prioridades para generar un buen gobierno, sólo se ha ocupado de continuar su política populista de entrega de despensas a nombre del Partido Verde.

El líder estatal del sol azteca lamentó que durante el primer informe municipal, lo que se vio fue una “arenga” de algunos sindicatos, así como ciudadanos, que han sido coaccionados por una despensa.

Añadió que la administración municipal se ha dedicado a obstaculizar la transparencia y rendición de cuentas, al recordar sobre “el tema de las controversias constitucionales para evitar la revisión de las cuentas públicas” de las administraciones pasadas.