Mueren 23 por incendio de internado en Malasia

Las víctimas eran en su mayoría adolescentes

Afp
Foto: Xinhua
La Jornada Maya

Kuala Lumpur, Malasia
Jueves 14 de septiembre, 2017

23 personas, casi todos adolescentes, murieron este jueves al incendiarse una escuela religiosa en Malasia.

El fuego se desató antes del amanecer en la escuela para varones Tahfiz Darul Quran Ittifaqiyah, un internado musulmán situado en el centro de la capital Kuala Lumpur.

Numerosos cuerpos -entre los que había 21 menores, en su mayoría adolescentes- fueron hallados unos sobre otros, lo que deja pensar que se precipitaron hacia la salida para escapar al fuego.

Los bomberos acudieron inmediatamente al lugar, pero el incendio continuó durante una hora su obra de destrucción.

Fotografías publicadas en medios locales muestran camas cubiertas de cenizas y ennegrecidas por el humo. Algunos testigos hicieron aterradores relatos sobre cómo los jóvenes trataron en vano de escapar a las llamas y los vecinos oían impotentes sus gritos.

"Los chicos trataron desesperadamente de escapar a las llamas", indicó el ministro de Territorios Federales, Tengku Adnan Tengku Mansor. "Las rejas de metal impidieron que salieran del edificio".

El jefe de la policía de Kuala Lumpur, Amar Singh, dijo que "los cuerpos estaban totalmente calcinados".

"Desafortunadamente sólo había una entrada y por eso no lograron escapar. Todos los cuerpos fueron hallados amontonados".

El diario The Star informó que los vecinos que se habían levantado para la oración de la madrugada oyeron los alaridos pidiendo ayuda y vieron cómo las llamas devoraban el piso superior del edificio donde los chicos dormían en dormitorios.

Khirudin Drahman, director del departamento de incendios y rescate, dijo que se trata de la peor tragedia por incendio en 20 años.

Norhayati Abdul Halim, que vive enfrente de la escuela, contó a la AFP que escuchó gritos en el momento en que se llamó a la oración de la mañana.

"Pensé que gente peleaba. Abrí la ventana de casa y vi la escuela en llamas. Pedían ayuda pero no pude hacer nada", declaró la mujer de 46 años.

Cuando llegaron los bomberos "ya no se escuchaban gritos", agregó.

Problemas de seguridad

Las víctimas no lograron huir luego de que se declarara el incendio. Catorce alumnos lograron no obstante huir y siete fueron hospitalizados.

"Huyeron pasando a través de una reja y saltaron, algunos bajaron aferrándose a los caños" de desagüe, declaró el ministro de Salud, S. Subramaniam.

El incendio habría comenzado por un cortocircuito o un aparato contra los mosquitos, según los bomberos.

Se encontraron los cadáveres de 21 alumnos y dos profesores, precisó el ministro, rectificando a la baja un balance anterior de 24 muertos.

La escuela no tenía licencia de explotación de las autoridades locales, ni licencia de las autoridades religiosas locales, según el ministro de Territorios.

Las escuelas tahfiz son institutos religiosos donde los jóvenes estudian el Corán en Malasia, donde más del 60 por ciento de su población de más de 30 millones de personas es musulmana.

El diario The Star indicó que las autoridades habían alertado con anterioridad acerca del riesgo de incendio por la falta de medidas de seguridad en otras instituciones y que desde 2015 hubo 211 incendios de este tipo en todo el país.

En agosto pasado, 16 personas, entre ellas ocho estudiantes, escaparon de las llamas en un incendio que se desató en un tahfiz familiar de Aling, en el estado de Kedah (norte).

Existen 519 escuelas tahfiz registradas en todo el país, en su mayoría sin licencia, indicó el rotativo.

Recuerda que hubo un importante incendio en 1989 en el estado de Kedah (norte), que mató a 27 estudiantes femeninas.

En octubre del año pasado, seis personas murieron en un fuego que devastó la unidad de cuidados intensivos de un importante hospital en el Estado de Johor (sur).