Noquearme, sólo en los sueños de 'Canelo', bromea Golovkin

Será una gran batalla, afirma De la Hoya

Agencias
Foto: Afp
La Jornada Maya

Las Vegas, Estados Unidos
Jueves 14 de septiembre, 2017

Saúl Canelo Álvarez y Gennady triple GGG Golovkin se mostraron mesurados y tranquilos ayer en su última conferencia de prensa antes de la pelea que sostendrán el sábado por el campeonato mundial de los pesos medianos.

Para los púgiles el cruce de declaraciones y retos quedó atrás. Ambos fueron respetuosos y amables entre sí, pero siempre dejando en claro que será un duro combate en el que los dos se juegan mucho.

Apenas unos cruces casi bromistas, como cuando le comentaron en sesión de preguntas con la prensa escrita a Golovkin que Canelo soñaba con noquearlo. El kazajo respondió parco, como acostumbra, pero amable.

"Bueno... sí... está soñando", y soltó una risa como si hubiera hecho una travesura.

"No quiero hablar mucho, quiero pelear", expresó el kazajo de 35 años, quien debutará de manera profesional en Las Vegas. “Me pone muy contento estar aquí, será una pelea gigantesca e histórica; sin duda un gran día para Canelo y para mí”, agregó. "Estoy muy cómodo, listo para un combate serio, creo que ese es el mejor regalo para la gente. Lo que busco es llevarme mis cinturones de vuelta a casa", señaló Golovkin, quien pondrá en disputas sus tres títulos mundiales de peso mediano ante Álvarez.

"Sé que es importante para el boxeo, disfrutaré bastante", finalizó el kazajo, quien tiene un invicto de 37 peleas, 33 de ellas por nocaut, y es el actual campeón del mundo en peso mediano debido a que Álvarez no quiso pelear con él a finales de 2016.

"Tampoco a mí me gusta hablar mucho", secundó el mexicano de 27 años, que cuenta con 49 victorias, 34 de ellas por nocaut, y una derrota, ante Floyd Mayweather. E"stoy preparado, será duro, es una pelea que ustedes querían ver, disfrútenla tanto como yo la voy a hacer", aseguró.

"No tengo nada qué decirle (a Golovkin), ellos saben el tipo de peleador que soy, espero que dé lo mejor de él para que sea un buen combate", añadió.

El único que intentó ponerle un toque de polémica a la conferencia fue el entrenador del tapatío, José Chepo Reynoso, que apuntó contra el mánager de Golovkin, el tijuanense Abel Sánchez, por declarar que el kazajo tiene estilo mexicano para boxear.

“A Abel, quien asegura que Gennady tiene estilo mexicano, le digo: el Canelo tiene estilo, corazón y es mexicano”, manifestó Reynoso. “En nuestro campamento nos declaramos listos y confiados en que Canelo saldrá con la mano en alto”, dijo.

Sánchez, quien habló antes que Reynoso y no contestó sus provocaciones, dijo que esperaba una pelea difícil, dramática y explosiva, porque los estilos de cada boxeador permitirán que así sea.

El ex boxeador Óscar de la Hoya, uno de los promotores del combate, señaló que “este es el momento que Canelo y Golovkin han estado esperando” y es el tipo de pelea que definirá la carrera de ambos.

Esto es por la supremacía de los medianos, pero también para definir quién será el mejor del mundo libra por libra. No sé que tipo de pelea será, pero sí que será una gran gran batalla por el orgullo, por el país que cada uno representa y por los aficionados, aseveró.