Sismos del 7 y 19 no están relacionados: SSN

Para ser considerado réplica el sismo se debe generar en la misma región, asegura Xyoli Pérez

Arturo Sánchez Jiménez
Foto: Guillermo Sologuren
La Jornada Maya

Ciudad de México
Sábado 23 de septiembre, 2017

Todo indica que los sismos de magnitud de 8.2 del 7 de septiembre con epicentro en las cercanías de Chiapas y Oaxaca y el 7.1 de 19 de septiembre con epicentro entre Puebla y Morelos y sus respectivas réplicas no están relacionados, de acuerdo con expertos del Servicio Sismológico Nacional (SSN).

La comunidad científica está estudiando la relación entre ambos sismos y, de acuerdo con Xyoli Pérez Campos, jefa del SSN, de entrada se descarta que tenga relación por la lejanía de los epicentros de esos temblores -casi 600 kilómetros de distancia entre uno y otro- porque sucedieron con 12 días de diferencia.

“La actividad sísmica que se está registrando en la región de Oaxaca está relacionada con el sismo del 7 de septiembre, que fue un gran sismo y provoca el reacomodo de toda la zona, esto ha producido las réplicas. En cuanto al sismo del 19 de septiembre, se trata de una casualidad en tiempo y espacio. Pudo haber ocurrido en alguna otra parte”.

Esta mañana se han registrado varios sismos en Oaxaca, de acuerdo con el Sismológico. El más fuerte fue el de 6.1 a las 7:52 en las cercanías de Unión Hidalgo, que activó las alertas en la Ciudad de México. Otros sismos registrados son uno a las 8:24 con 5.2, a las 8:25 otro de 5, a las 9:01 uno 4.8, a las 9:14 otro 4.8, a las 9.27 uno 4.9 y otro a las 9:31 de 5.1.

El Sismológico ha registrado hasta hoy cuatro mil 287 réplicas del sismo de magnitud de 8.2 del 7 de septiembre. De ellas, dos han sido de 6.1

Del sismo de 7.1 de magnitud del 7 de septiembre que tuvo epicentro entre Puebla y Morelos, el Sismológico ha registrado 39 réplicas.

Pérez Campos explicó que es ordinario que un sismo tenga muchas réplicas y sobre el aparentemente elevado número de réplicas del sismo del 7 de septiembre se explica por dos cosas: primero, en efecto, el sismo está produciendo muchas réplicas y, segundo, que se cuenta con una mayor capacidad de detección de sismos en el país, lo que permite contabilizar temblores pequeños.

Para que un sismo sea considerado réplica de otro se toman en cuenta que suceda en la misma región y su cercanía temporal con el primero. “Los sismos de esta mañana en Oaxaca nos queda claro que son réplicas”.

Cuando la actividad sísmica de una región regresa a los niveles que tenía antes de un gran sismo, se deja de considerar que hay réplicas de un temblor. Así, de momento, aún hay réplicas de los sismos de 8.2 y de 7.1 de este mes, que Pérez Campos consideró que son dos de los temblores más fuertes de la historia del país.

Y no se sabe si habrá réplicas más fuertes o nuevos temblores de gran magnitud. “Es muy importante recalcar que los sismos no se pueden predecir. No podemos decir si viene uno, cuándo viene o de qué tamaño viene”, subrayó la especialista.

“Hemos vivido dos de los sismos más importantes de nuestra historia como país. Todos estamos con mucha ansiedad. Tenemos que saber lo que está pasando y estar informados. Tenemos que saber que México es un país sísmico y que en cualquier momento podemos tener un sismo de magnitud considerable que puede sacudir nuestras vidas. Todos los días debemos estar preparados en todos los lugares a los que vayamos, saber cuáles son los lugares seguros. Pasará mucho tiempo para volver a tener tranquilidad, pero es importante mantenernos informados", dijo la experta.