Ya son ocho atracos a iglesias de Carmen en 2017

Existen vacíos de autoridad y justicia: presbítero Francisco Díaz

Texto y foto: Gabriel Graniel Herrera
La Jornada Maya

Ciudad del Carmen, Campeche
Jueves 12 de octubre, 2017

En lo que va del año se han registrado ocho robos a iglesias católicas, afirmó el vocero del Decanato Carmen, José Francisco Díaz Vera, quien agregó que la violencia no es el camino para combatir la inseguridad, al referirse a los continuos casos de linchamiento que se han generado en la isla.

Cuestionado sobre los intentos de linchamiento registrados en la isla, de personas que han sido aseguradas por vecinos luego de haber intentado perpetrar algún delito, el también rector del Santuario Mariano Diocesano de la Virgen del Carmen, señaló que en la ciudad el tema de la inseguridad va en aumento de manera alarmante.

Robos recientes

Interrogado sobre los robos que se han presentado en iglesias de la localidad, siendo el último de ellos a la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, Díaz Vera señaló que éste es ejemplo de la inseguridad que se vive en la isla.

“En lo que va del presente año se han registrado ocho robos en iglesias de la localidad, en las parroquias del Jesús, Asunción, San José del Mar y el Santuario, entre otros, de donde han sustraídos artículos de diferentes valores”, acotó.

Vacíos de autoridad

El presbítero señaló que ante esta situación existe un hartazgo social, producto de vacíos de autoridad y de justicia, por lo que la población ha buscado otras alternativas, estrategias y medios para castigar a los presuntos responsables de los delitos que se cometen en su contra.

“Pero estamos seguros que la violencia no es el medio para erradicar los problemas de delincuencia por los que se atraviesa, ya que la violencia genera más violencia”, advirtió.

Díaz Vera recomendó reclamar a las autoridades encargadas de la seguridad pública e impartición de justicia, ya que deben proveer a la población de estos rubros, aunque por momento parece que están siendo rebasados.

Hizo un llamado a la unidad, a trabajar juntos por erradicar la violencia y la inseguridad, a buscar la raíz y el origen de este problema, “que se encuentra en la familia, ya que una familia violenta, tendrá hijos violentos”, señaló.