Aumentan matrimonios entre adultos mayores

Quiero darle certeza a mi ahora esposa, expresa Abelardo Polanco

Texto y foto: Gabriel Graniel Herrera
La Jornada Maya

Ciudad del Carmen, Campeche
Miércoles 18 de octubre, 2017

Desde muy temprana hora, con una carpeta bajo el brazo y tomados de la mano, Abelardo Polanco Jiménez y Norma Antonio Morales, compañeros de toda la vida, con 32 años de convivencia, llegaron a la Oficialía del Registro Civil en Carmen; han decidido unirse en matrimonio.

Acompañados de familiares muy cercanos, entregan su documentación y pacientemente esperan ser llamados para la ceremonia, mientras platican sobre todos estos años de convivencia, de dos hijos y de muchas experiencias vividas.

“Hoy decidimos unirnos en matrimonio, para darle certeza a mi ahora esposa, de que no quedará desamparada en caso de que yo falte. Padezco diabetes y no quiero que ella no tenga cómo estar respaldada”, nos expresa.

La hora ha llegado. Ante el oficial del Registro Civil, José del Carmen Notario Zavala, Abelardo, de 65 años de edad, y Norma, de 58, se toman de la mano y como parte de la ceremonia se juran amarse y respetarse todos los días de sus vidas, pero ella se quiebra; las lágrimas brotan de sus ojos.

Abelardo la abraza. Está consciente de la enorme alegría que embarga a su ahora esposa. “Han sido muchos años juntos, en los que hemos superado muchas adversidades”, expresa.

Aumenta matrimonios

De acuerdo con el oficial Notario Zavala, el número de adultos mayores que, como Abelardo y Norma, han acudido a contraer nupcias en los últimos meses, ha aumentado de manera considerable.

“En ocasiones tuvimos meses en los que no se presentaba ningún caso, pero ahora nos llama la atención porque llegamos a tener hasta dos matrimonios de adultos mayores al día”, comenta.

Explicó que, en muchos casos, se debe al interés de los contrayentes de dejar certeza jurídica a sus parejas. Otros más, a los trámites que se deben realizar para brindar atención médica, entre otros.

Divorcios entre jóvenes

Por su parte, Joaquín Benítez Ruiz, abogado en el ramo familiar, asegura que el índice en jóvenes que busca divorciarse ha aumentado, motivado principalmente a la crisis económica que se presenta en la isla, ante la falta de empleos.

“Hasta el momento podemos apreciar que a diario llegan entre tres y cuatro personas y parejas, quienes solicitan asesoría para poder llevar a cabo sus divorcios, ya que en la mayoría de los casos se debe a problemas económicos, derivado de la situación que se vive en el municipio”, expone.