Sector turístico, el de más quejas ante Profeco

Durante el 2017 el rubro ha recibido 261 quejas ante la dependencia

Eqr
Foto: Twitter @Profeco
La Jornada Maya

Ciudad de México
Jueves 7 de diciembre, 2017

Tiempos compartidos, agencias de viaje, aerolíneas, hoteles y arrendadoras de auto, son los sectores turísticos con más quejas ante la Procuraduría Federal de Protección al Consumidor (Profeco), ya que en conjunto suman alrededor de 259 denuncias por un monto de casi tres millones de pesos.

En lo que va del año, la dependencia federal ha recibido 188 quejas en contra de los tiempos compartidos por un monto de siete millones 656 mil 386 pesos

Del total de quejas, 153 se lograron conciliar, 37 están en trámite y cuatro desistieron. Los proveedores con más denuncias en el sector son Vacation Travel Advisory S.A de C.V y CR Resorts Los Cabos S. de RL de C.V.

Además, en base a las reuniones que han tenido afectados y empresas denunciadas se ha logrado recuperar un monto de tres millones 792 mil 322 pesos.

El segundo sector del ramo turístico con más quejas en la Profeco son las aerolíneas, que suman 44, de las cuales 21 están en trámite, 17 en desistimiento, cinco conciliadas y una no conciliada.

El monto de las demandas alcanzó los 419 mil 881 pesos, de los cuales sólo se ha podido recuperar 70 mil 576 pesos y las empresas más denunciadas son ABC Aerolíneas y Aeroenlaces Nacionales S.A de C.V.

Las agencias de viaje tienen en lo que va del año 17 quejas, de las cuales 10 están en trámite, cinco en conciliación y dos desistimientos, el monto que se alcanzó por estas quejas fue de 53 mil 193 pesos de los cuales se ha logrado recuperar 12 mil 354 pesos.

Las quejas contra hoteles y arrendadoras de vehículos suman 12, seis por cada sector, en donde los montos que se reclaman ascienden a 73 mil pesos, aunque se ha logrado recuperar 27 mil 500 pesos

Se espera que durante las vacaciones navideñas y de fin de año las quejas no se disparen, ya que la Profeco realizará inspecciones a los diversos establecimientos para advertir de las sanciones que se pueden hacer los negocios que abusen del consumidor.