Criminales deben tener alternativas, asegura AMLO

"Los que quieran readaptarse deben tener opciones para convertirse en gente de bien", dice

Laura Gómez
Foto: María Luisa Severiano
La Jornada Maya

Ciudad de México
Lunes 18 de diciembre, 2017

El precandidato de Morena a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, dijo hoy tener la experiencia para reducir los índices delictivos en el país y lograr la paz, y retomó su propuesta de otorgar amnistía a los integrantes del crimen organizado, sin dejar de consultar a las víctimas, “y los que quieran readaptarse deben tener opciones y alternativas para que se conviertan en gente de bien. No vamos a dejar de explorar esta posibilidad”.

Al reunirse con simpatizantes de ese partido en Gustavo A. Madero, dijo que debe haber reconciliación, que se requiere parar la guerra, pues no es posible seguir con la misma estrategia de “ojo por ojo y diente por diente” en contra de la inseguridad, porque “todos los quedaríamos tuertos, o nos quedaríamos chimuelos”.

Anunció que de llegar a la Presidencia de la República asumirá cabalmente las funciones de Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, para sostener reuniones diarias con los titulares de la Defensa, de Marina, de PGR y de lo que será una nueva Policía, relacionadas con el avance en materia de seguridad.

Se contará con un mando único sin necesidad de modificar la Constitución, porque el Jefe del Ejecutivo es el comandante supremo de las fuerzas armadas y “voy a asumir la responsabilidad y atender de manera personal el tema de la inseguridad y la violencia. No voy a delegar esta tarea en la Defensa, la Marina o la Secretaria de Gobernación”, afirmó.

Acompañado por militantes de Morena y frente a cientos de personas reunidas en el Parque del Mestizaje, señaló que entre los 10 puntos de su propuesta está la integración de todas las corporaciones policíacas para crear una Guardia Nacional, cuyo propósito será garantizar la tranquilidad del pueblo y unir fuerzas para aprovechar sus recursos humanos e instalaciones, lo cual hoy no sucede.

“Nunca, el próximo presidente, que va a ser el comandante supremo de las fuerzas armadas, va a dar la orden para que se reprima al pueblo de México, se van a terminar las masacres, siempre se va a tomar en cuenta el respeto a los derechos humanos, no se van a violar los derechos humanos. Creo que la paz y tranquilidad son fruto de la justicia”, puntualizó.

López Obrador ofreció aumentar los salarios de soldados y marinos, maestros y doctores, con todos los que trabajan en el gobierno “quitándole a los de arriba para darles a los de abajo”; y aclaró que “no se va a privatizar nada a particulares nacionales y/o extranjeros, como tampoco se hará con el IMSS o el ISSSTE.

Se garantizará el derecho del pueblo a la atención médica y medicamentos gratuitos; se atacará la corrupción que ha derivado en violencia e inseguridad; se reactivará la economía del país; y refutó las críticas que sus opositores han hecho a la propuesta de otorgar becas a los jóvenes que estudian nivel medio superior y superior, donde no habrá rechazados, dijo antes gritos de “¡Obrador, Obrador!”, que acallaron los de “Lobo”, que se dejaron escuchar.


Se pronunció por promover la existencia de más becarios y menos sicarios, a través de convertir en “aprendiz” a cada joven que tenga una oportunidad de emplearse en un comercio, empresa o en el gobierno, con un sueldo de tres mil 600 pesos, que saldría directamente del presupuesto gubernamental, “si eso es ser populista, que me apunten en la lista, porque nunca se les va a dar la espalda a los jóvenes”.

Hoy, destacó, “tenemos que reconciliarnos, tenemos que parar la guerra, no podemos estar con la misma estrategia de uso de la fuerza y medidas coercitivas”, que han llevado a 240 mil asesinados, más de un millón de víctimas de la inseguridad y violencia, y miles de desaparecidos en las presidencias de Felipe Calderón y Enrique Peña.

Comentó que ha recorrido el país, donde se paran otros dirigentes, ni funcionarios públicos, donde sufre más la gente por la violencia, por lo que “estoy consciente de la gravedad de este problema”, que está muy relacionado con la corrupción, que ha llevado a México a ubicarse en el primer lugar en esa materia en el Continente Americano, lo cual da pena.

Mientras, se encuentra en el segundo lugar en violencia en el mundo, por lo cual se actuará con firmeza para acabar con la corrupción y la violencia; y se comprometió, de llegar a la Presidencia de la República, a no concentrar la inversión pública en un solo estado y retomar los programas sociales.

Por ello, expresó su confianza de contar con una precandidata a la Jefatura de Gobierno honesta, como Claudia Sheinbaum; y que el pueblo haya elegido, a través de una encuesta, a Martí Batres y Citlalli Hernández, como precandidatos al Senado de la República, porque aquí no caben influencias o lambisconería. “No somos iguales tampoco en lo que tiene que hacer valer la democracia”, apuntó.

En la delegación Álvaro Obregón, recomendó al ex mandatario Vicente Fox, que en lugar de atacar a Morena, apoye “bien” al precandidato presidencial priísta José Antonio Meade, porque “no más no levanta, ni con burbujas”.

Se comprometió a que la Federación no contraerá más deuda y no permitirá que los estados se endeuden más; se quitará la pensión a los expresidentes y venderá el avión presidencial con valor de 7 mil 500 mdp y que ya se lo ofreció al presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

La precandidata a la Jefatura de Gobierno, Claudia Sheinbaum, pidió al mandatario capitalino, Miguel Angel Mancera, se dedique a gobernar y en todo caso que sean los precandidatos del "Frente" quienes debatan sobre las fotomultas y temas ambientales.

En Iztapalapa, cientos de personas esperan el arribo del precandidato de Morena, con la música de “Despacito”, de Luis Fonsi, cuya letra fue cambiada para denunciar la corrupción prevaleciente en el paísl precandidato de Morena a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, también acudió este domingo a la delegación Álvaro Obregón, donde recomendó al ex mandatario Vicente Fox, que en lugar de atacar a Morena, apoye “bien” al precandidato presidencial priísta José Antonio Meade, porque “no más no levanta, ni con burbujas”.