Bacalar, "inmaculada pero inminentemente amenazada": Ensayo

'Coyote', presenta conclusiones de 'El Llamdao del Agua'

Héctor Cobá
La Jornada Maya

Cancún, Quintana Roo
Miércoles 3 de enero, 2018

La Laguna de los Siete Colores en Bacalar, inmaculada pero inminentemente amenazada, principal conclusión del ensayo colaborativo reporte de El Llamado del Agua, donde se cosechó soluciones para el área lagunar, manifestó el principal vocero nacional e internacional del Consejo de Visiones Alberto Ruz Buenfil Coyote.

Tras la redacción colectiva del ensayo colaborativo del Consejo de Visiones entre él, Silvana Ibarra, Arnold Ricalde y Tracy Barnnet, relató parte de las conclusiones a las que llegaron tras los trabajos del 26 de diciembre al 3 diciembre con el 15 Consejo de Visiones – Guardianes de la Tierra: El Llamado del Agua, ahí se vio a la laguna caribeña en riesgo por la falta de un programa de ordenamiento ecológico local, manejo adecuado de aguas residuales y un plan de desarrollo urbano sustentable que tome en cuenta la fragilidad de la topografía del sistema arrecifal coralino y del excepcional ecosistema de la Laguna de Bacalar.

Aunque es el 15 Consejo de Visiones - Guardianes de la Tierra: éste se realiza desde hace dos décadas, desde Perú hasta México y en 2017 El Llamado del Agua en Bacalar convocó a activistas, ecologistas, sanadores, artistas, así como líderes indígenas y comunitarios para generar propuestas y soluciones a los problemas ambientales que amenazan tanto la Laguna de Bacalar como el Gran Acuífero Maya, la segunda mayor reserva de agua dulce del país, detalló.

Asimismo, el Consejo de Visiones – Guardianes de la Tierra cada que se reúne elige una bioregión diferente para cada edición, buscando influenciar a la población local de una manera proactiva. La meta es apoyar a las comunidades locales en su transición hacia un manejo sustentable y resiliente del agua y de las tierras. En el caso de Bacalar, el enfoque fue demostrar alternativas biológicamente sensibles que promuevan un turismo y agricultura sustentables, así como un desarrollo económico en la región, al mismo tiempo que aseguren una laguna limpia y transparente para las generaciones presentes y futuras.

Se llegó a la conclusión que la Laguna de Bacalar está en riesgo por la falta de un programa de ordenamiento ecológico local, manejo adecuado de aguas residuales y un plan de desarrollo urbano sustentable que tome en cuenta la fragilidad de la topografía del sistema arrecifal coralino y del excepcional ecosistema de la Laguna de Bacalar, como indica el ensayo colaborativo del Consejo de Visiones, subrayó.

El impulsor de la defensa de los derechos de la Madre Tierra y fundador del Consejo de Visiones destacó que en los foros realizados fue incluido un grupo de trabajo organizado con la participación de representantes del gobierno municipal y estatal, organizaciones de sociedad civil y diversos actores claves, los que coincidieron en el objetivo de crear acuerdos y estrategias para promover el manejo sustentable del territorio.

Para el punto de vista anterior se llevaron a cabo dos foros sobre el agua; en primer lugar, señala la conclusión del documento final, que el Foro El Agua es Vida reunió a líderes ambientales, empresarios locales y funcionarios de gobierno estatal y municipal, como el titular de la Secretaría de Medio Ambiente de Quintana Roo Alfredo Arellano, la bióloga Silvana Ibarra de Ecosur (El Colegio de la Frontera Sur) y Silvio Madrid de Conanp (Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas), mencionó.

Ruz Buenfil añadió que el foro “Agua es Vida” del Consejo de Ecología reunió a varios grupos para generar soluciones hacia el desarrollo sustentable en la región. El investigador Héctor A. Hernández, director del Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) unidad Chetumal, expuso el alto nivel de conectividad del sistema lagunar del sur de Quintana Roo, ilustrado con un modelo de “Corredor Transversal Costero” mostrando la extrema importancia del adecuado manejo de tres ecosistemas en particular: el Sistema Arrecifal Mesoamericano, el segundo más grande del mundo y que depende de los carbonatos arrastrados desde el acuífero debajo de Bacalar; el manglar en una laguna de agua dulce (raro, porque el manglar generalmente se encuentra en hábitats de agua salada) y la más grande y antigua franja de estromatolitos (primitivas formaciones de cianobacterias) en México, que datan de hace más de 9 millones de años y que según la doctora Luisa Falcón, investigadora de la UNAM, una de las pocas que actualmente se encuentran en reproducción activa, y con “bebés estromatolitos” en desarrollo.

El Consejo atrajo a más de 600 participantes de 27 países y representantes de casi una docena de pueblos indígenas; fue organizado en nueve consejos temáticos, cada uno ofreciendo un programa separado de actividades: talleres, foros, grupos de trabajo, espectáculos que buscan promover una mejor relación entre los seres humanos y La Naturaleza: los Consejos de Ecología, Educación, Movimientos Sociales, Arte y Cultura, Salud, Espiritualidad, Tiempo Natural, Jóvenes y Niños, detalló Coyote.

Más del ensayo colaborativo reporte

Éste indica que durante la reunión en el Cayuco Maya (sede de las mesas de trabajo y foros), se hizo uso de diferentes ecotecnias para la gestión adecuada de los residuos producidos por los asistentes, demostrando que es viable crear asentamientos humanos sustentables en los cuales el ser humano conviva en armonía con la naturaleza generando el mínimo impacto ambiental.

El objetivo del Consejo de Visiones es siempre dejar la sede en mejores condiciones de como estaba antes. Para ello, se utilizaron baños secos y humedales de aguas grises construidos por los mismos participantes, centros de compostaje y reciclaje de los desechos. Además, se pidió utilizar únicamente jabones, bloqueadores solares y repelentes biodegradables.

Mientras el Consejo de Ecología trabajó para resolver las amenazas a las aguas de la región, el Consejo de Niños organizó un día de actividades educacionales en el pueblo de Bacalar, incluyendo una búsqueda del tesoro pirata en la laguna, navegando en una flota de veleros, en donde descubrieron que el tesoro más grande es la laguna en sí. Después hubo una obra de teatro infantil protagonizada por los manglares y los estromatolitos.

El Consejo de Arte y Cultura organizó una serie de noches de talentos en el campamento, culminando con dos conciertos gratuitos en el anfiteatro del Fuerte San Felipe, en el centro del pueblo, con artistas de talla internacional como Lengua Alerta, Olinka, la cantautora y poeta Navajo Lyla June Johnston, Telhuane y Mexikan Soundsystem, las celebridades regionales Pat Boy del colectivo ADN Maya, y varios artistas más. También se presentó por primera vez el videoclip-discurso “Alerta Bacalar” producido por Olinka y Gran Om.