Monsanto, responsable de soya transgénica no autorizada

Ineficientes las medidas de biooseguridad de OGM para salvaguardar salud

Hubert Carrera Palí
Foto: Fernando Eloy
La Jornada Maya

San Francisco de Campeche
Miércoles 31 de enero, 2018

En México, y en particular en Campeche, las medidas de bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados (OGM) ha fallado o resultan ineficaces para garantizar la salvaguardia de la salud humana, el medio ambiente, la diversidad biológica y la sanidad animal, vegetal y acuícola.

Así lo denunció en un comunicado la organización ambientalista Greenpeace México al presentar el reporte “Bioseguridad en México”, en el que se analiza el caso del permiso de soya transgénica para Monsanto y la siembra ilegal de soya en el estado de Campeche.

Como resultado de este trabajo, se confirmó la presencia de soya genéticamente modificada (GM) en polígonos del municipio de Campeche no autorizados a Monsanto, así como la liberación de un evento transgénico no solicitado por la empresa ni autorizado por la autoridad, además, se constata la permisividad de la autoridad agrícola a la comercialización del producto de la siembra ilegal de soya GM para consumo humano o uso industrial, como medida de urgencia al considerar que el evento gozaba de autorización sanitaria, convalidando actos de naturaleza ilícita cometidos por agricultores que sembraron dicho cultivo, prohibido por mandato de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en noviembre de 2015; ausencia de procedimientos de inspección y vigilancia e infracciones a las casas semilleras señaladas como las que vendieron los insumos de semillas de soya GM en la región, entre otras violaciones al marco de bioseguridad en México.

Este escenario de ilegalidad, agrega el comunicado, avalado e incluso fomentado por las autoridades nacionales, beneficia los intereses de las empresas agroindustriales, en este caso del gigante comercial Monsanto, denunciado ante un Tribunal Internacional de conciencia en octubre de 2016 en La Haya, Países Bajos, así como en el reciente Foro Económico Mundial en la ciudad de Davos, Suiza.