'Y vivieron en Mérida' conmemora a personajes ilustres de Yucatán

El libro recuerda a yucatecos como Narciso Sosa, Leopoldo Peniche, Ermilo Abreu y Consuelo Zavala

Mónica Sevilla
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Martes 13 de marzo, 2018

En el marco de la Feria Internacional de la Lectura en Yucatán, Margarita Díaz Rubio presentó su libro titulado Y vivieron en Mérida en las que se puede encontrar la crónica de las placas develadas y fotografías de los mismas de personajes ilustres de la ciudad.

El maestro Felipe Escalante Ceballos dio una introducción acerca del libro e invitó a los presentes a dar un paseo por el centro histórico “para imaginar cómo eran las casas, como vivían hace más de cien años y observar las placas que se encuentran en ellas ubicadas en el centro histórico en donde vivió gente importante de aquellos años”.

Y vivieron en Mérida trata de un trabajo que tiene gran valor informativo que complementa el trabajo hecho por el patronato cultural, el cual conmemora a distinguidos personajes de la historia yucateca que han transcendido de manera importante en las artes, la literatura y en cualquier otro ámbito, a los que se le hace homenaje mediante la placa en los predios donde vivieron o nacieron.

Entre los nombres más importantes que cuentan con una placa conmemorativa se encuentran Narciso Sosa Moreno, Jose Ignacio Rubio, Leopoldo Peniche Vallado, Ermilo Abreu Gómez, Carlos Torres, José Díaz Bolio; Consuelo Zavala e instituciones como la casa de estudio San Juanistas, el Semiario de Mérida y la Fototeca Guerra.

Margarita dijo que la idea de escribir el libro se le ocurrió en un viaje a Madrid “mirando por los alrededores en los que ella se encontraba vio cinco placas y se preguntó por qué no se hace eso en Mérida. Fue después de la develación de la vigésimo quinta placa fue cuando comencé a escribir el libro con todo lo relativo a ellas con una reseña periodística”.

Mencionó que para ella ha sido gratificante estar en cada develación de las placas, en las que se vive de manera diferente. Cada una de ellas ha tenido su sabor y su entorno específico.

Margarita contó una anécdota que involucra al Arzobispo de Emilio Berlie en la develación de la placa del antiguo seminario en la cual se encuentra una tienda de lencería “Fue muy simpático, habían maniquís con lencería, hable con la hija del dueño de la tienda y dijo que no había problema, cuando llegará el señor Arzobispo todo estaría listo, una hora antes de la celebración que fue en fechas de septiembre, llego a la tienda y me encuentro con los maniquís con velos verdes, blancos y rojos, cuando llegó el señor Arzobispo bajó la mirada al piso la volvió a subir y entro muy decidido a la tienda, las empleadas felices de que él estuviera ahí”