Oportuna, instalación de detectores de metal en Playa del Carmen

Esperamos que gobierno continúe, antes de otro lamentable aviso: Rodolfo del Ángel

Texto y foto: Eduardo de Luna
La Jornada Maya

Playa del Carmen, Quintana Roo
Jueves 15 de marzo, 2018

La noticia de la instalación de detectores de metal en los muelles de Playa del Carmen y Cozumel, como medida para reforzar la seguridad en la ruta marítima turística entre estos destinos, fue bien recibida por la comunidad empresarial de Solidaridad quienes, desde la primera alerta emitida por el gobierno estadunidense, han exigido a las autoridades una mayor participación por parte de la iniciativa privada en los asuntos de seguridad.

María Elena Mata Pineda, presidente del Consejo Coordinador Empresarial de la Riviera Maya calificó de oportuna la medida, “esto obviamente es para reforzar la seguridad que tanta falta nos hace. Estas medidas no son tardías sino más bien están llevándose a cabo después de lo sucedido. Es importante observar que de este tipo de arcos ya se venía hablando desde el año pasado por propia voz del secretario de Seguridad en el estado, Rodolfo del Ángel Campos, para ser instalados en las entradas y salidas de las carreteras. Esperamos que el gobierno continúe con la instalación en todos los puntos estratégicos, antes de otro lamentable aviso”, puntualizó.

La Administración Portuaria Integral de Quintana Roo anunció la tarde del 14 de marzo que se instalarían cuatro arcos detectores de metal en las terminales marítimas de Playa del Carmen y Cozumel, con una inversión de medio millón de pesos, la cual sería solventada con recursos propios de la dependencia, atendiendo al llamado del gobierno estatal para que se reforzarán las medidas de seguridad.

Respecto a la imagen y posibles retrasos en la operación normal de los traslados en esta ruta marítima, Andrea Lotito, consejero de la Asociación de Hoteles de la Riviera Maya y representante de los pequeños hoteles ante esta instancia empresarial, descartó que estas nuevas medidas impacten negativamente en las terminales, “considero la medida oportuna; no me sorprende ya que estamos acostumbrados a estos detectores en la mayoría de las terminales de transporte por tierra y por cielo, museos y hasta iglesias en muchas partes del país y del mundo. Junto con cámaras de vigilancia, personal y la colaboración de todos, ayudarán a ser más serenos en estos momentos, a la espera de que se aclare todo lo relacionado con la noticia que tanta atención no deseada ha atraído sobre Cozumel” manifestó.

Con estas medidas de seguridad y algunas adicionales, se logrará que los puertos de Quintana Roo sean los primeros de cabotaje en México -con rutas al interior del país-, en contar con el Código de Protección de Buques e Instalaciones Portuarias (PBIP).

Andrea Sabbia, empresario consultor en seguridad, coincidió en que las medidas que se están implementando en las terminales marítimas son necesarias. “Como en un aeropuerto, también en los barcos de pasajeros hay que verificar que quien aborde no traiga armas o explosivos. Si no me equivoco, por estos muelles pasan dos millones de pasajeros por año, además ha habido asaltos a los transportes de valores también. Sería interesante averiguar si éstos están previstos en los protocolos, o por cuál razón no existían” puntualizó el ex-cónsul de Italia en Playa del Carmen.