"Jaladores" de turistas dañan la imagen de Tulum, denuncian guías

Personas dedicadas a atraer turismo engañan a los visitantes con tours ficticios

Agencia SIM
Foto: Gerardo Jaso
La Jornada Maya

Chetumal, Quintana Roo
Lunes 2 de julio, 2018

Los jaladores -personas dedicadas a atraer turismo- ubicados en la entrada de la zona arqueológica de Tulum, no sólo engañan a los turistas que con esfuerzo se encuentran visitando el recinto arqueológico, sino que también los timan al venderles tours ficticios y con ello dañan la imagen de la zona, denuncian miembros de los distintos gremios de guías de la plaza de artesanías.

Alejandro Torres Perera, líder de los guías Sección 2 de la zona arqueológica, en reiteradas ocasiones ha mencionado la forma en que operan estos jaladores que si bien algunos son negocios legalmente establecidos, otros están de manera irregular.

El entrevistado asegura que la forma de operar es que en la venta de tours engañan a los turistas al ofrecerles tours en lancha así como también nado con tortugas o delfines; situación que no se presenta en las playas de esta zona de Tulum en este último de los casos, lo que crea descontento entre los afectados quienes regresan a reclamar en los puestos donde se los ofrecieron y no encuentran a los supuestos vendedores.

Dijo que los fraudes son siempre de esta forma por personas que no están legalmente establecidas y por lo consiguiente es muy difícil poder ubicarlos y aplicar la sanción correspondiente.

En cuanto a las pérdidas que les generan a los turistas, aseguran que los montos son de mil a 5 mil pesos dependiendo el tipo de ofrecimiento que se les hace, pues en ocasiones únicamente les venden ya tradicional boleto de ingreso a la Zona Arqueológica de Tulum que tiene un costo de aproximadamente 57 pesos, pero al agregarle los supuestos tours de nados con delfines y tortugas así como el uso de embarcaciones aumentan a los casi 5 mil y que finalmente no son disfrutados por los afectados quienes descubren que fueron timados.

De igual forma, Alejandro Torres Perera detalló que han realizado una serie de denuncias ante la Secretaría de Turismo para que ya no prevalezca este desorden, pero se continúa ejerciendo esta actividad que daña la imagen de ese sector turístico.