Uber se mantiene en pausa para operar en QRoo

Bajo la figura jurídica de concesión se mantendrá todo aquel que brinde servicio de transporte

Joana Maldonado
Foto: Infoqroo
La Jornada Maya

Chetumal, Quintana Roo
Miércoles 11 de julio, 2018

El subsecretario jurídico de la Secretaría de Gobierno, Joaquín González Castro, indicó que con las reformas que fueron presentadas a la XV Legislatura y aprobadas el pasado martes, el gobierno del estado reafirma su posición de buscar las condiciones de competencia necesarias en el mercado del transporte, fijando las reglas a cada modalidad de transporte de acuerdo a las características que tiene sin generarse prohibición.

González Castro recordó que en 2015 quedó expresamente prohibido el ingreso de servicio de transporte mediante el uso de plataformas tecnológicas, luego de que en julio de ese año, a propuesta del Ejecutivo entonces encabezado por Roberto Borge Angulo, Quintana Roo se convirtió en el primer estado del país en vetar de manera legal la entrada de la empresa Uber o cualquiera de éstas, al promover reformas a la Ley de Tránsito, Transporte y Explotación de carreteras del estado, por mantener el control de las concesiones y el servicio en el estado.

Pese a ello, Uber inició ilegalmente operaciones entre septiembre y octubre de 2016, apenas unos días después del inicio de gobierno de Carlos Joaquín González.Luego de esto, el mandatario estatal y diputados de la XV Legislatura presentaron la Ley de Movilidad que proponía legalizar la prestación de transporte público mediante la contratación a través de las plataformas tecnológicas, pero mediante un permiso que expediría el Instituto de Movilidad.

Sin embargo, los sindicatos de taxistas, alegaron estar siendo desplazados, pues la nueva legislación limitaba a 20 años el tiempo de validez de la concesión para el servicio de transporte, por lo que se abrió una etapa de diálogo con el gobernador Carlos Joaquín.

Falta aceptar reglas

Ahora bien, el debate de la reforma, expresó el funcionario, se centra en si deben fijarse reglas por parte de los estados o que éstas sean fijadas por la empresa, “es otro debate que se ha hecho en otros países, por lo que el Estado ha tenido que entrar a regular el servicio”.

Y es que Uber, señaló mediante un comunicado tras la aprobación de las reformas en el seno del Poder Legislativo que “los servicios de transporte prestados a través de las Empresas de Redes de Transporte (ERT), se reclasificarán equivocadamente como servicios de transporte público a través de concesiones”, basando su dicho en que la Comisión Federal de Competencia Económica y la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), han advertido diferencias con el servicio de taxis.

En el documento, Uber hace un llamado al gobernador Carlos Joaquín a vetar la Ley y no publicarla y advierte que mantendrán la pausa de operaciones en el estado y que analizarán los pasos legales y operativos a seguir.

Piso parejo para todos

Desde el pasado 22 de junio se conoció la resolución de los tribunales federales, que consideraron que para ofrecer un servicio de transporte mediante soportes tecnológicos era necesario contar con concesiones.

La tesis aislada en materia administrativa que fue publicada el pasado 22 de junio en el Semanario Judicial de la Federación, que deriva del amparo de revisión 559/2017, establece que “la creación de una oferta de servicios de transporte urbano que, aunque cuente con características especiales, se ubica dentro de la regulación normativa que exige una concesión, al estar dirigida a satisfacer de manera regular, continua, uniforme y adecuada, una necesidad colectiva de interés general como lo es el de transporte de pasajeros´´.

La misma establece que la necesidad de una concesión “no contraviene al derecho humano de igualdad, en tanto que dicha disposición, se aplica de manera uniforme a las personas que se encuentran en una misma situación, es decir, a quienes utilizan vías y carreteras estatales, perciban una remuneración económica y cubran las necesidades que se requieran en materia de autotransporte”.

La propia Ley establece el concepto de equidad en su contenido, es decir, piso parejo para que todos los que busquen brindar un servicio de transporte lo otorguen mediante concesión.

González Castro dijo que contrario a lo que la empresa Uber ha expresado, las reglas establecidas en la Ley no son excesivas ni tampoco limitativas a la competencia, sino por el contrario, brindan piso parejo. Además de que los permisos de concesión no tendrán un fin recaudatorio, sino que busca brindar seguridad a los usuarios.

“Ojalá que se haga un análisis sereno de la Ley, que no nos vayamos con información aislada. Leamos la ley, los transportistas deben asesorarse y al gran número de personas que usa y espera poder trabajar mediante las plataformas, ya es legal, sólo necesitan convencerse las empresas, los que quieren iniciar lo pueden hacer una vez que entre en vigor la Ley”, expresó.