Más de 450 niños se entrenan diariamente en la Inalámbrica

En entrevista con Safar Vera, señaló que faltó obras durante su alcaldía en Tizimín

La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Martes 11 de septiembre, 2018

Más de 450 deportistas se atienden diariamente en las escuelitas en el Complejo Deportivo La Inalámbrica (CODI), en iniciación deportiva, talentos deportivos y alto rendimiento, anunció la directora de ese inmueble Concepción Safar Vera.

Entrevistada en sus oficinas comentó que en lo que respecta a iniciación deportiva se atienden 376 alumnos de nuevo ingreso en 13 disciplinas deportivas, entre las que señaló patinaje artístico, patinaje de velocidad, patinaje libre, -se abrió ante la necesidad de que muchos niños llegan sin tener nociones de cómo patinar-, así como tiro con arco, tiro deportivo, karate, taekwondo, judo, handball, boxeo, jazz, tai-chí-chuan y ajedrez.

Además, se imparten clases en este recinto de ballet, futbol americano y volibol, que están a cargo de particulares.

De acuerdo con la entrevistada, los 376 alumnos son únicamente los de nuevo ingreso a quienes se le suman los niños de talentos deportivos y alto rendimiento que son 80 en total y que tienen a La Inalámbrica como su casa.

“Los talentos deportivos y de alto rendimiento son aquellos que han asistido a algún evento de talla nacional o internacional”, detalló la entrevistada.

Según dijo en total cerca de 600 personas se atienden en este inmueble en la colonia del mismo nombre que abre sus puertas de 6 de la mañana a 11:30 de la noche, ya que también muchas personas de la tercera edad se reúnen todos los días para hacer sus ejercicios y para también platicar.

La también ex alcaldesa de Izamal habló de sus cinco años al frente de esta unidad deportiva y en la que se dio mantenimiento a algunas áreas y otras como el Deportam que necesita más que una “manita de gato”.

Una cancha y una alberca, lo que faltó

Explicó que muchas cosas faltaron por hacerse durante su administración como la construcción de una cancha de básquetbol y una alberca, ambas anheladas por los usuarios. “Hay el espacio disponible para hacerla”, afirmó.

Para Safar Vera lo único que se lleva de estos cinco años es el cariño de la gente y principalmente de los entrenadores que laboran en este recinto deportivo.

“Me voy con la satisfacción de haber cumplido, pero también con el orgullo de decir que puse todo de mi”, finalizó.