Se enciende la controversia en el tenis, tras las protestas de Serena

La jugadora, multada con 17 mil dólares por comportamiento, recibió apoyo de todas partes

Afp
Foto: Twitter @serenawilliams
La Jornada Maya

Nueva York, EU
Miércoles 12 de septiembre, 2018

Las airadas protestas de Serena Williams contra un juez de silla en la final femenina del Abierto de Estados Unidos fue el último incidente que ha puesto el arbitraje del torneo en el candelero.

Serena acusó al juez de silla portugués Carlos Ramos de haber tomado una decisión “sexista”, luego de sancionarla con un juego (2-6, 3-5 en ese momento), tras recibir tres warnings, el último de ellos por llamarle “mentiroso” y “ladrón”.

“He visto a otros hombres decir otras cosas a los jueces de silla. Estoy aquí luchando por los derechos de la mujer, por la igualdad de la mujer. Siento que, llamarle ‘ladrón’ y ser penalizada con la pérdida de un juego por ello es una decisión sexista. Nunca le ha quitado un juego a un hombre por llamarle ‘ladrón’”, apuntó Serena.

La jugadora, multada con 17 mil dólares por su comportamiento en la final, recibió apoyo de todas partes. La WTA denunció un doble rasero en el arbitraje en los juegos masculinos y femeninos.

Novak Djokovic dijo que “el juez de silla no tendría que haber empujado a Serena hasta el límite, especialmente en la final de un Grand Slam. Cambió el transcurso del partido lo que, en mi opinión, era quizás innecesario”.

La Federación Internacional de Tenis (ITF) defendió el “profesionalismo y honestidad” de Ramos, el juez de silla que tuvo el incidente con la estadunidense.

“Actuó en el respeto de las reglas”.