Homenaje al periodista Escalante Ruz, espejo de la Mérida de antaño

Su trayectoria en la prensa abarcó todas las categorías

Katia Rejón
Foto: Archivo familia Escalante
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Jueves 17 de enero, 2019

A 100 años del natalicio del periodista Felipe Escalante Ruz, el Centro Cultural ProHispen realizará el homenaje Evocación de Felipe Ruz, el cual contará con comentarios de su hijo Felipe Escalante Ceballos, y su nieto Felipe Escalante Tió, el jueves 17 de enero a las 19 horas en el auditorio José Díaz Bolio.

Escalante Ruz fue periodista, químico farmacéutico, catedrático y funcionario de la Universidad Autónoma de Yucatán con una trayectoria de más de 40 años. Nació en octubre de 1919 en la ciudad de Mérida y falleció a los 95 años de edad en el 2014. Su acervo, conformado por reconocimientos, artículos periodísticos, ensayos, crónicas y textos literarios, pertenece al Centro Cultural ProHispen, institución que convoca al evento.

En entrevista, Felipe Escalante Tió comentó que tanto él como su padre contarán experiencias personales sobre el homenajeado, desde distintas perspectivas. “A mí me tocó una parte muy alegre de su vida. No me tocó verlo desgastándose en el trabajo, sino estable y disfrutando de lo que había hecho. Compartiré algunas experiencias bonitas que tuve con él, como su nieto, hasta una especie de complicidad cuando a los 11 años él me llevaba al béisbol y me daba a probar cerveza”, comentó.

Agregó que la trayectoria de su abuelo como reportero abarcó todas las categorías, desde la nota policiaca, hasta artículos de opinión, deportes y literatura. También hablarán sobre su entrega en las instituciones universitarias y un poco cómo se trabajaba en los años 40 hasta el 94 cuando se retiró.

La dinámica del homenaje también contempla la participación del público, pues se tocarán temas sobre Mérida en esa época y aspectos de la historia de la ciudad. “Es una cuestión del tiempo que le toca vivir, de una Mérida que ya no existe. Tenía un arraigo de identidad por el barrio de Santiago hasta su muerte, la idea es contar con la intervención del público a partir de recuerdos en común. Algo que tiene mi abuelo es que nadie se atreve a decir algo malo sobre él. Mucha gente se enorgullece diciendo que fue su maestro”, finalizó Escalante Tió.