Proceso que impidió bodas gay fue apegado a derecho: legisladores

La iniciativa no podrá turnarse nuevamente a comisiones, asegura Enrique Castillo Ruz

Óscar Rodríguez
Foto: Notimex
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Lunes 29 de abril, 2019

Los diputados locales, Enrique Castillo Ruz y Karla Franco Blanco, ambos protagonistas en el proceso sobre la iniciativa de matrimonio igualitario en Yucatán, aseguraron que se condujeron conforme a derecho, y confiaron que la justicia federal confirme el procedimiento ejecutado y mediante el cual negaron la aprobación de ese marco legal, fue el correcto.

Entrevistados por separado, los legisladores que fungen como titulares de la Mesa Directiva y de la Comisión de Puntos Constitucionales y Gobernación, respectivamente, defendieron la forma en que se llevó a cabo el proceso legal donde por 15 votos a nueve rechazaron los cambios a la Constitución del estado, que establece el matrimonio exclusivamente a la unión entre un hombre y una mujer.

Castillo Ruz aseguró que, en el Congreso local, el proceso legal ya concluyó y no podría ser de nueva cuenta turnada la misma iniciativa a comisiones o bien, al Pleno, por lo que el tema sólo podría ser debatido si se somete un nuevo proyecto de ley durante el tercer período de sesiones que arranca a mediados de mayo.

Reconoció que existe un amparo presentado por activistas en torno a la decisión tomada por los legisladores sobre las nupcias igualitarias.

“Sí hay un amparo y se tiene que dar curso a eso, tenemos nosotros que responder, en ese sentido se ha cuidado ese procedimiento”, dijo.

Cuestionado sobre la votación llevada a cabo en secreto, Castillo Ruz explicó que la ley lo faculta para realizar la votación cedular, situación derivada de las amenazas que sufrieron varios legisladores al hacer pública su postura en torno al matrimonio igualitario.

“Se toma esta decisión a petición de varios compañeros diputados, porque lo que menos querían es que una situación como ésa, pudiera causar males mayores, en el sentido en que las amenazas, las presiones que tuvimos muchos diputados, unos más que otros, pues vimos en ese sentido un riesgo de que en su integridad puedan ser afectados. Creo que lo que se hizo fue cuidar el proceso y la integridad de cada uno de los diputados”, precisó.

Finalmente, aseguró que el proceso se llevó conforme a la ley y el voto secreto en nada afectó el sentido de los sufragios, ya que cada legislador votó bajo su conciencia.

Por su parte, la presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales y Gobernación, Karla Franco Blanco, aseguró que es decisión de la Mesa Directiva del Congreso del Estado reenviar de nuevo a la comisión el dictamen rechazado el 10 de abril, correspondiente al matrimonio igualitario.

Ello, apuntó, porque en la Comisión se aprobó de manera mayoritaria y fue en el Pleno en donde se dio el rechazo, por lo que se cumplió con legislar en la materia.

Finalmente, señaló que el amparo presentado por los activistas deberá ser respondido en tiempo y forma por parte de la Secretaría General del Congreso local, bajo los argumentos legales correspondientes.