En 2018, 326 colonias de abejas murieron en el sureste

Uso de plaguicidas, deforestación y cambio climático son factores principales de su muerte

Óscar Rodríguez
Foto: Notimex
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Domingo 19 de mayo, 2019

Apicultores que conforman el colectivo autodenominado la Alianza Maya por las Abejas de la Península de Yucatán “Kaab Na’ clon” hicieron un llamado a emprender acciones inmediatas para proteger a ese insecto polinizador, ya que la fumigación aérea han matado a más de 10 millones de abejas pertenecientes a 326 colonias tan solo en el 2018.

Mediante un comunicado de prensa, ese colectivo dio conocer que en el marco del Día Mundial de las abejas llaman autoridades del país y particularmente de la Península de Yucatán para que tomen acciones expeditas para poder salvar las abejas y los polinizadores ante las crecientes amenazas que enfrentan.

El colectivo que reúne a miles de apicultores del sureste de México advierte que otra grave amenaza es el incremento exponencial de la deforestación en la Península de Yucatán, pues se calcula que anualmente se pierden 60 mil hectáreas de selva, en parte por las 42 mil hectáreas de soya transgénica que se han sembrado en 2018, lo que reduce el área para la apicultura y los espacios de anidación para las abejas.

“Aunque sabemos que el 75 por ciento de los cultivos alimentarios del mundo dependen en parte de la polinización (3 de cada 4 cultivos), el 40 por ciento aproximadamente de especies polinizadoras de invertebrados, especialmente abejas y mariposas, no se ha tomado conciencia de la gravedad de la disminución de sus poblaciones y en consecuencia tampoco se ven acciones contundentes para atender esta problemática”, cita el comunicado

Aseguraron que las abejas enfrentan procesos de extinción, amenazados por una variedad de factores, vinculados principalmente a los cambios en el uso de la tierra, las prácticas agrícolas intensivas y el uso de plaguicidas, las especies exóticas invasoras, las parásitos y enfermedades y el cambio climático.

Convocaron a las autoridades para que intervengan en los territorios peninsulares para reconocer y fortalecer a la apicultura maya como actividad preponderante en la generación de divisas e ingresos de las familias campesinas y para la protección del patrimonio sociocultural y natural, pues sin “abejas no hay vida”

“Deben ponerse en marcha planes integrales de acción para salvar a las abejas y otros polinizadores. La solución definitiva es la adopción de la agricultura ecológica como única vía para una producción de alimentos respetuosa con todos los habitantes del planeta”

La agricultura ecológica, continua el texto, garantiza una producción sana y sostenible, ya que protege el suelo, el agua y el clima, promueve la biodiversidad, no contamina el medio ambiente con agroquímicos ni transgénicos y respeta la salud de las personas.

“Las abejas nativas son una parte fundamental de la cosmovisión de muchas comunidades indígenas, como lo es para los pueblos mayas, los cuales llaman Xunán Kab (“la señora abeja”) a la abeja sin aguijón Melipona beecheii”, cita el documento

De acuerdo con lo expuesto por el colectivo en el país existen 1.9 millones de colmenas de abejas Apis mellifera a cargo de 42 mil apicultores que en promedio producen 55 mil 900 toneladas de miel con un valor estimado en mil 900 millones de pesos anuales. Las principales entidades productoras son: Yucatán con 10 mil toneladas, Campeche con siete mil 500 y Jalisco con seis mil 140 (datos para 2010).

Tan solo en la Península de Yucatán se produjeron 22 mil 845 toneladas de miel en 2017, contribuyendo con el 36 por ciento de la producción nacional; de la cuales 750 toneladas se producen bajo esquemas de producción orgánica. La producción de miel genera 800 millones de pesos anuales a las comunidades de la Península de Yucatán, en apoyo a la economía familiar de 20 mil apicultores y apicultoras de la región peninsular.

México es el tercer exportador de miel a nivel mundial La miel producida en la región es exportada en su mayoría a la Unión Europea (c.91 por ciento), principalmente Alemania (70 por ciento) y Reino Unido. En cuanto a consumo, mientras que en Alemania el consumo por habitante/año supera en promedio el kilo, en México tan solo asciende a 200 gramos aproximadamente.


El 20 de Mayo de 2017 fue declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas como el Día Mundial de las Abejas para recordar su importancia y los beneficios que las abejas han aportado a las personas, las plantas y el planeta.

Se calcula, expone el boletín, que a nivel mundial existen 20 mil especies de abejas silvestres, de las cuales el 10 por ciento existen en nuestro país, además la apicultura constituye una importante fuente de ingresos para la economía campesina y es un elemento importante en el modo de vida campesino.