Pizarro y Dueñas superaron lesiones y sí podrán jugar con Tigres la final

El equipo regio acapara reflectores

Agencias
Foto: Facebook @tigresoficial
La Jornada Maya

Monterrey, Nuevo León
Martes 21 de mayo, 2019

Luego de eliminar al Monterrey en semifinales con marcador global de 1-1, el equipo de los Tigres retornó el domingo a los entrenamientos y todo indica que Guido Pizarro estará listo para participar en la serie por el título, toda vez que anteayer se presentó a la práctica que los felinos realizaron en el Volcán. Asimismo Jesús Dueñas está recuperado y dispuesto a jugar si así lo decide el técnico Ricardo Tuca Ferretti.

Pizarro, mediocampista argentino, sufrió un fuerte golpe en la cabeza al chocar con Jesús Gallardo durante el partido del sábado, en la acción donde anotó el único gol que terminó dando a los universitarios el pase a la gran final.

Mientras sus compañeros festejaban la anotación, Pizarro, inmóvil, era atendido en el césped. El jugador ya no regresó a la cancha en el complemento, fue trasladado a un hospital y ahí celebró la conquista del boleto que permitirá al equipo felino buscar su séptimo título.

En tanto, Dueñas, quien también se golpeó en la cabeza al chocar con Dorlan Pabón en la semifinal de ida el miércoles, estará de regreso al menos en la banca en la serie por el cetro del Torneo Clausura 2019.

Jesús Dueñas se integra al trabajo progresivo luego de la contusión cerebral que sufrió el miércoles pasado, tuiteó la directiva de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL). Tanto Dueñas como Pizarro estaban en posibilidades de entrenar ayer al parejo de sus compañeros, que el sábado dedicaron el logro al fallecido ex jugador y ex entrenador del equipo femenil Osvaldo Batocletti.

A pesar de su estilo deslucido, Tigres acapara reflectores, toda vez que Ferretti está a punto de igualar la máxima cuota de títulos del futbol mexicano en manos del legendario Ignacio Trelles, quien alzó siete veces el cetro en un lapso de 40 años.

Ferretti, de 65 años, brasileño naturalizado mexicano, acumula seis títulos. El primero lo logró en el Torneo Verano 1997 con las Chivas. El segundo éxito tardaría más de 10 años en llegar: fue en el Clausura 2009, cuando dirigía a los Pumas, equipo al que abandonó tras una excelente oferta que le hizo el ingeniero Alejandro Rodríguez, ex directivo de Sinergia Deportiva.

Tuca llegó al club norteño para vivir una época dorada, de abundancia, presupuesto, de jugadores y de títulos. Curiosamente siempre festejó en el mes de diciembre, pues ganó los torneos de Apertura 2011, 2015, 2016 y 2017. No obstante, perdió las finales Apertura 2014 y Clausura 2017. En una primera etapa con la UANL perdió otra final, en Invierno 2001.

Aunque se le reprocha la poca trascendencia de su equipo en certámenes internacionales y la escasa oportunidad que da a los jugadores juveniles mexicanos, Ferretti es ya un histórico del balompié nacional con posibilidades de extender aún más su brillante historial.