Producto yucateco de colágeno marino es reconocido en Veracruz

Los estudiantes de FCA irán al concurso nacional en la UNAM

Katia Rejón
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Miércoles 22 de mayo, 2019

Los creadores de Seirina, crema humectante de colágeno marino y vitamina E, presentaron su proyecto en Veracruz, uno de los estados con mayor producción pesquera y acuícola en México. Su producto fue seleccionado como el mejor en la categoría de Tecnología intermedia del Concurso Regional de la Asociación Nacional de Facultades y Escuelas de Contaduría y Administración. El 5 y 6 de septiembre el equipo irá a las competencias nacionales en la Universidad Nacional Autónoma de México.

Jessica Barrera Márquez, Sarahí Kantún May, Andrea Vázquez Nieto, Verónica Encalada Collí, Julio Romero y Gloria García Centeno son estudiantes de la Facultad de Contaduría y Administración (FCA) de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady) y los creadores de esta crema facial hecha con escamas de tilapia roja que sirve para reducir manchas, cicatrices, estrías y regeneración de piel.

Después de resultar ganadores del concurso estatal, viajaron al concurso regional con sede en Tuxpan, Veracruz para representar a la Uady en su categoría. En total fueron tres categorías: tradicional, en la que también concursó Nutty, una crema de cacahuate hecha por estudiantes de la misma facultad; tecnología intermedia, donde Seirina compitió con otros cinco proyectos; y base tecnológica, en la cual estuvo Mito, una cerveza artesanal sin lúpulo también de Yucatán.

Su competencia directa fueron tres aplicaciones médicas y turísticas y una crema facial de miel que quedó en segundo lugar. Prácticamente todos los competidores eran de Veracruz, excepto un equipo de Campeche y los tres de Yucatán.

En entrevista, el equipo opina que una de las cosas que convenció a los jueces fue la sustentabilidad de su producto. “Nosotros creamos un subproducto para reutilizar los desechos, no contribuimos a la sobreexplotación sino que monetizamos una actividad que ya se realiza, la descamación. Además hay una ley, tiempos de veda, es una actividad ya regulada”, expresaron.

Entre risas confiesan que fueron “el hit” porque, aunque nadie los conocía, su stand tenía mucha gente tanto dentro como afuera. “Verónica hizo el pitch [presentación] de tres minutos a los jueces, y la presentación formal de 10 minutos. Salió muy bien, una jueza en ese momento nos compró el producto”, comentó Jessica Barrera.

En las exposiciones de Yucatán, Seirina realiza faciales a los clientes. Sin embargo, para el viaje a Tuxpan no pudieron llevar material y de hecho sólo pudieron viajar tres personas del equipo. Cuentan que tuvieron que arreglárselas con pocas personas y poco material para el stand, tampoco pudieron llevar más de ocho cremas.

“Improvisamos una silla para faciales con toallas del hotel. Mientras Verónica daba el pich, yo estaba dando los faciales. Otro obstáculo fue que nos dijeron que no habría gente más que los jueces y llevamos pocas creams que se vendieron”, agregó.

Los jueces “sabían de lo que estábamos hablando”, aseguran. Al ser de Veracruz, estaban enterados de los tratamientos alternativos para sanar heridas y quemaduras con tilapia roja. “Cuando les dije que era de tilapia roja dijeron ‘wow’ porque saben que tiene muchísimo potencial, estaban impactados. Les dijimos que si el colágeno marino puede curar heridas ¿qué no puede hacer con la piel del rostro?”, comentó Verónica Encalada.

Ahora les toca ajustar y mejorar el producto para las nacionales en septiembre. Implementarán un frasco dorado para público masculino. También redefinirán el mercado porque quienes compran su producto son mujeres mayores de 40 años, así que adaptarán su imagen y marketing a este público.

“Esta vez queremos ir todos. Es una experiencia que vale mucho la pena y todos hemos trabajado igual de duro. Aunque la universidad sólo nos apoye con una parte, buscaremos la forma de ir todos”, comentaron. Para ello solicitarán apoyo a la Secretaría de la Juventud de Yucatán y participarán en “todas las expos posibles” para seguir vendiendo la crema y conseguir el presupuesto que necesitan.