Existe "crisis de interpretación doctrinaria" dentro del PAN: jóvenes panistas

Afirman que el partido debe velar por DH y diversidad sexual, como dicen su doctrina y estatutos

Texto y foto: Abraham Bote
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Domingo 9 de junio, 2019

Jóvenes panistas consideran que actualmente dentro del partido a nivel local, existe una "crisis de interpretación doctrinaria" y varias contradicciones, pues dentro la doctrina del PAN y los estatutos están velar por los derechos humanos, la dignidad humana, sin embargo no lo están haciendo, lo que se refleja en los comentarios y posturas de dirigentes y funcionarios de Acción Nacional con respecto a la diversidad sexual y al matrimonio igualitario, en su mayoría basados en prejuicios y creencias religiosas.

Ni en los Principios de Doctrina del PAN ni en los estatutos se habla de una forma de familia única entre hombre y una mujer, algo de lo que suelen escudarse algunos panistas para rechazar este tema. "Eso es una mentira, una distorsión de interpretación ideológica y doctrinaria del partido", afirmó José Pablo Quiñones Guzmán, militante panista y activista, y afirmó que esta situación de no velar por los derechos humanos, puede ser un costo político considerable para el partido en las siguientes elecciones, principalmente con las nuevas generaciones.

Los diputados del Partido Acción Nacional (PAN), Manuel Díaz y Rosa Adriana Díaz Lizama, sobre todo, han generado polémica estos meses por sus comentarios, acciones, publicaciones en redes sociales, respecto al tema del matrimonio igualitario.

Manuel Díaz consideró que el matrimonio no es un derecho fundamental y Díaz Lizama se burló en Facebook al no aprobarse el matrimonio igualitario en el Congreso, publicación que luego borró pero la evidencia quedó plasmada. Aunque el voto fue secreto, ambos votaron en contra, pues se evidenció mediante una fotografía que en un chat de WhatsApp la fracción panista se puso de acuerdo para votar en lo oscuro, aunque la panista hizo evidente su voto en contra con orgullo.

"Son falsos profetas", así calificó Quiñonez Guzmán a los líderes panistas que ocupan cargos públicos, quienes se escudan en una supuesta doctrina del partido para rechazar el matrimonio igualitario y otros temas, sin embargo la doctrina no dice nada de esto, sino que ellos lo interpretan a su modo, ya sea por prejuicios o cuestiones filosóficas personales.

Los Principios de Doctrina del PAN, es el documento filosófico, explicó, basado en el humanismo político, la base doctrinal del partido, y de ahí se desprende el estatuto, la ley interna; en ninguno se habla sólo de una forma de familia, sino de una diversidad.

El reglamento del partido habla de no discriminación, que los derechos humanos son el único camino para el orden democrático del país, y de equidad, igualdad y acceso a oportunidades entre hombres y mujeres, no obstante muchos militantes y funcionarios no cumplen con estos principios, agregó el presidente de la Jornada de Derechos Humanos.

"Hay una crisis de interpretación doctrinaria respecto a lo que el PAN dice en relación a los derechos humanos", reiteró y consideró que esta resistencia a adoptar por completo temas de diversidad sexual está basada en dogmas y estigmas religiosos, principalmente.

Desde su punto de vista, hay contradicciones dentro del partido, pues de un lado promueven la equidad de género, participación política de los jóvenes, no obstante, quedan a deber en temas de diversidad sexual, posiblemente "porque no quieren perder electores".

Es tan evidente esta crisis, que en 2016 en el Congreso de Campeche el matrimonio igualitario y de 35 diputados, fue probado por 34, el único voto fue en contra fue de Morena, había 11 panistas en esa legislatura que votaron a favor, pero Yucatán sigue rezagado en este tema.

Por su parte, Cindy Mendoza Fernández, también militante panista, dijo que el partido debe estar abierto a ver todos los segmentos de la población, trabajar para todos porque los estatutos lo dicen: la dignidad humana es lo primero que hay que defender. "Le están quedando a deber a este segmento de la población".

Esperan que la cúpula panista recapacite y tome en cuenta estas observaciones para cumplir cabalmente con sus reglamentos y su doctrina principal: velar por los derechos humanos y la dignidad humana, de no hacerlo podría costarle caro al partido en elecciones próximas.