Aprueba Congreso de Yucatán ley antiplasticos

Iniciativa de ley fue promovida por el gobernador Mauricio Vila Dosal

Texto y foto: Óscar Rodríguez
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Miércoles 12 de junio, 2019

El Congreso del Estado de Yucatán aprobó por unanimidad modificaciones a la Ley Para la Gestión de Residuos Integrales, iniciativa presentada por el gobernador Mauricio Vila Dosal, que contempla a plazos -que van desde seis a hasta 24 meses- la prohibición de bolsas hechas con materiales no reciclajes al 100 por ciento, popotes y por último los utensilios fabricados con unicel, la cual según el presidente del la comisión de Medio Ambiente Harry Gerardo Rodríguez Botello Fierro, es una de las más avanzadas del país.

Con esta iniciativa, Yucatán avanza en el establecimiento de medidas para combatir uno de los principales contaminantes a nivel mundial y se convierte en uno de los pocos estados en adoptar acciones para reducir la contaminación y el cambio climático.

En ese marco, el Gobernador Vila Dosal agradeció a los diputados de todos los partidos que integran la 62 Legislatura local por aprobar esta iniciativa, que contribuye a proteger los recursos naturales y garantizar un estado más limpio para las presentes y futuras generaciones de yucatecos.

La propuesta promovida por el gobernador marca que, en un periodo de dos años, se sustituyan las bolsas de transportación y popotes de plástico desechables, y también contenedores de unicel, por opciones que cuiden del medio ambiente, como aquellos compuestos por compuestos biodegradables.

Al entrar en vigor esta iniciativa, al día siguiente de publicarse en el Diario Oficial del Estado, los establecimientos comerciales cercanos a cenotes, áreas naturales protegidas y reservas ecológicas en Yucatán, contarán con un plazo de 6 meses para migrar a bolsas y popotes de un solo uso hechos con materiales biodegradables; los supermercados contarán con un plazo de 12 meses y las empresas dedicadas a la venta en mayoreo y menudeo lo hagan en un periodo de 18 meses.

Respecto a la sustitución, eliminación y prohibición de contenedores de unicel, los negocios en cenotes, áreas naturales protegidas y reservas ecológicas del estado, tendrán 12 meses para cumplir con esta nueva ley, mientras que los supermercados, farmacias, restaurantes, mercados y similares, así como empresas que se dediquen a su venta tendrán 24 meses para migrar a opciones amigables con el medio ambiente.

Una vez que concluyan estos periodos, todos los establecimientos que hagan uso de popotes y bolsas de plástico y contenedores de unicel, ya deben haber migrado a utensilios que estén fabricados con materiales de rápida degradación.

La iniciativa se desarrolló de manera conjunta por el Gobierno del Estado, a través de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (SDS), cámaras empresariales, organizaciones de la sociedad civil y la sociedad en general, para en conjunto generar estrategias que permitan generar conciencia entre los ciudadanos.

La elección de cenotes, áreas naturales protegidas y reservas ecológicas como las primeras zonas de acción de esta ley se debe a que, por las condiciones del suelo y del manto acuífero en Yucatán, así como la existencia de grandes extensiones de costa y litoral, se convierten en lugares de vulnerabilidad alta ante esta contaminación, que preservan un recurso de gran importancia como el agua.

Iniciativa en el Congreso

La iniciativa se aprobó en sesión plenaria, durante el debate hablaron el pro de la propuesta, los diputados Alejandro Cuevas Mena, Janice Escobedo Salazar y Manuel Díaz Suárez, quienes destacaron las bondades de la ley y como el uso del sabucán entre otras.

Al hacer uso de la palabra Harry Rodriguez destacó que el estado con las modificaciones; a Ley Para la Gestión de Residuos Integrales enviadas por el gobernador Mauricio Vila Dosal y enriquecidas con propuestas de diputados locales el estado se colocan; a la vanguardia junto con Hidalgo y Baja California Sur en prohibir el uso de popotes, bolsas plásticas y contenedores de unicel.

“Es por eso que el dictamen que está a su consideración busca reformar la Ley Para la Gestión Integral de los Residuos en el estado de Yucatán. Generando una prohibición gradual del uso de plásticos y sus derivados y poliestireno en cualquier unidad económica que proporcione a los consumidores cualquier tipo de bolsa para el acarreo de productos, así como de popotes y envases desechables de un sólo uso, contaminantes del medio ambiente”, dijo.

La modificación a la Ley para la Gestión Integral de los Residuos contempla la reforma de 6 artículos y se expiden 3 transitorios con el fin de sentar las bases para contribuir a un mejor manejo de residuos en Yucatán, incluyendo la producción, distribución, consumo y desecho de bolsas y popotes de plástico.