La irracionalidad de los antimexicanos

La Resaca 2.0

Normando Medina Castro
Foto: Rodrigo Díaz Guzmán
La Jornada Maya

Jueves 13 junio, 2019

Alentar y aplaudir cualquier posible fracaso de México no es disentir ni ser oposición al gobierno, eso es ruin, mezquino, e incluso irracional, si somos mexicanos. Es verdaderamente lamentable que los días que siguieron a la amenaza del presidente de EU, Donald Trump, de imponer aranceles a México, hubieran acciones y expresiones de sectores nacionales enfocados a descarrilar al país en el diferendo con nuestro vecino del norte.

La prepotencia del mandatario estadounidense y su abuso de la fuerza es ya del conocimiento de todos. Su política de negociar con los fuertes y aplastar a los débiles también. Donald Trump jamás se tienta el corazón para sacar provecho de las crisis que suele provocar con sus amenazas.

No tiene nombre la actitud de mexicanos que festejaron la amenaza arancelaria de Trump, aún cuando según el Bank Of América, tan sólo la primera etapa del 5 por ciento habría ocasionado estragos en los mexicanos con una inflación y desempleo disparados, y por lo menos dos periodos con crecimiento negativo y la depreciación del peso a niveles fuera de control. En suma, un daño brutal y directo a los bolsillos de la inmensa mayoría de mexicanos de carne y hueso.

La movilización de grupos de bots en nuestro país fue más notoria que de costumbre, para descarrilar los esfuerzos diplomáticos mexicanos. Las descalificaciones en contra de los funcionarios que representaban los intereses de nuestro país, fueron constantes, como el odio que esos malos mexicanos le tienen a México.

Es triste y patético que en esa fila antimexicana estuvieran formados el PAN y el PRI que aspiran a recuperar el poder, pero de esa manera se antoja imposible. Es un insulto a la inteligencia y a la dignidad de los mexicanos. Siguen obnubilados en mente y espíritu.

A la cabeza, de manera visible, aparecieron una vez más, los ex presidentes emanados del PAN, Vicente Fox y Felipe Calderón, vinculados con los bots, según los gráficos de metadatos, de lo cual da cuenta de manera clara una nota de Alejandro Páez, publicada el 10 de junio en el portal de Sin Embargo, titulada “Por llamarla de alguna manera”.

La ofensiva no cesa. Lo mismo denostaron la manifestación en Tijuana por la suspensión de los aranceles que, arremeten en contra de los acuerdos y acusan que fueron entreguistas. Ahora con dedo flamígero señalan que México se convirtió en patio trasero de EU para frenar la migración centroamericana, la misma que siempre han despreciado. Y en lugar de abonar a la unidad nacional para enfrentar futuras acometidas de Trump, bastante previsibles por su campaña para reelegirse, un día sí, y otro también siguen sembrando odio y divisionismo.

Es interesante que Javier Coello, abogado defensor del ex director de Pemex, Emilio Lozoya, señale de manera directa que en los actos de corrupción de su defendido participó el ex presidente Peña Nieto y otros funcionarios importantes de su gobierno. No hay que perder de vista que Coello Trejo es amigo de la infancia del ex presidente Carlos Salinas de Gortari, cuyos intereses personales parecen haber sido tocados con el encarcelamiento de quien aparece como dueño de Altos Hornos de México, Alonso Ancira, involucrado en el mismo proceso que se sigue contra Lozoya.

Parece interminable la cadena de abusos y torpezas de quienes en lugar de ayudar, torpedean, desde adentro, el gobierno de Carlos Joaquín. Resulta pueril que con un antecedente cercano de la distribución de diputaciones plurinominales, precisamente en la XV Legislatura, ahora el Ieqroo utilice un criterio diferente para restarle un curul a Morena y adjudicárselo a Confianza, plenamente identificado con el mandatario estatal. El beneficiario es el dirigente de Confianza, Roger Cáceres, a quien no favorecieron los votos en la contienda de su distrito.

En la circunstancia política del país, muy difícilmente lograrán su cometido. Trago amargo para el diputado federal de Morena, Jesús Pool, joaquinista leal y amigo entrañable de Cáceres, con quien siempre ha ido de la mano, y es delegado electoral morenista en el estado. Su actuación para recuperar la diputación adjudicada a Confianza, seguramente será revisada con lupa. Ciertamente Chucho Pool sería más útil al gobierno de Quintana Roo como puente con la federación, en lugar de asumir tareas de Mata Hari, que lo evidencian y debilitan. Las acusaciones en su contra por apoyar presuntamente a candidatos panistas no debieron ocurrir.

Puentes efectivos, interlocutores eficaces con el gobierno federal que, coadyuven para que el combate al sargazo no tenga ninguna pausa y ningún obstáculo, lo mismo vale en el tema de la seguridad pública, en donde ni Alberto Capella, ni el fiscal Óscar Montes de Oca, tienen circunstancias nacionales favorables, ante la debacle de sus padrinos visibles, Graco Ramírez y Miguel Mancera, respectivamente. El último con una mini bancada en el senado y muy poco espacio de maniobra en la actualidad. El otro con la espada de Damocles rondándolo.

¿Cuándo abonó a la buena imagen del gobernador la XV Legislatura encabezada por el panista Eduardo Martínez? Por cierto, la más cara de la península de Yucatán, según datos del IMCO, con un presupuesto de 468 millones, Campeche 185 millones y Yucatán 147 millones. Además la transparencia no ha sido su fuerte tal como ha denunciado la asociación Somos tus Ojos por el manejo opaco de 147 millones de pesos en ayuda social. Ahora después que el PAN-PRD-PES perdieron las elecciones, pero Martínez se incrustó como diputado plurinominal de la XVI Legislatura, pretende escamotear el control del Congreso a la alianza Morena-PT-PVEM, con la entrada en vigor de la Junta de Coordinación que nunca operó cuando el panista era presidente de la Gran Comisión y manejaba a su arbitrio los recursos. En fin, son cosas que pasan en nuestro país y en nuestro caribeño estado.

¡Hasta la próxima!

[email protected]