Dominante rotación, lo mejor para los Leones en difícil primera vuelta

Yucatán, a repuntar de nuevo para mantener racha en los playoffs

Antonio Bargas Cicero
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Viernes 14 de junio, 2019

Los Leones cerraron la primera vuelta de manera muy diferente a como se esperaba, luego de mostrar el alto nivel que son capaces de alcanzar en 15 partidos seguidos contra cuatro de los mejores equipos de la temporada hasta ahora.

Seis derrotas en 10 juegos frente a Campeche y Tigres, y cuatro series perdidas de las últimas seis dejaron a las fieras en un quinto lugar que está lejos de las expectativas. Yucatán (26-32) no tenía récord negativo a estas alturas desde que llegó a la pausa por el Juego de Estrellas con 15-34 en 2014.

Sin embargo, hace un año varios de estos mismos jugadores; el núcleo del monarca del Campeonato de Primavera 2018, remontando y con espíritu de lucha, lograban la cuarta estrella. Este grupo sabe venir de atrás. Lo hizo varias veces el año anterior, en la final de la Zona Sur y en la Serie del Rey. Ahora tendrá que hacerlo de nuevo, terminar en los primeros lugares en la segunda vuelta, para ampliar a seis la racha de la franquicia de apariciones en postemporada. De que hay con qué, hay con qué.

Indicativos del potencial melenudo son la marca de 9-6 en series consecutivas contra Oaxaca, Puebla, Monterrey y Tijuana (2); el 3-3, que pudo ser 4-2, contra los Toros y el pitcheo número uno (4.34), y el desempeño ante los cuatro primeros del Sur (Oaxaca, 4-2; Diablos, 2-4, pero se pudo ganar ambas series; Puebla, 3-3; León, 4-2). A continuación, un balance de la primera parte del calendario en la cueva:

-Lo bueno: La rotación, que tiene a los tres primeros en efectividad en el circuito (César Valdez, 2.71; Yoanner Negrín, 2.87; José Samayoa, 3.04) y a esos tres en el top 5 de WHIP. Con Jesse Estrada (4-0, 3.68), acertada adquisición de la oficina, los rugidores se apoyan en cuarteto formidable, cuyo récord es 19-5. Alex Valdez y Yeison Asencio rescataron a la ofensiva tras el flojo inicio de Dustin Geiger y Garabez Rosa. Héctor Hernández se convirtió en héroe inesperado. En Jorge Flores, como dijo el director deportivo David Cárdenas, los Leones habrían encontrado a su torpedero por varios años.

También, la oportunidad al joven cátcher Kevin Zamudio, quien demostró por qué a futuro puede convertirse en un sólido titular.

-Lo malo: Los melenudos lidiaron con tormenta perfecta. Tal vez el calendario más difícil (chocaron con los cuatro primeros en cada zona en gira y en casa). Sebastián Valle, Walter Ibarra, Luis Juárez y Leo Heras estuvieron fuera de acción por diferentes periodos de tiempo, al igual que Hernández, Samayoa y Jonathan Jones. El zurdo Óscar Félix, clave en el bulpén, está lesionado. Otro problema es la falta de continuidad en el lineup. Como el resto de la Liga, sufrieron con la nueva pelota, aunque cerraron debajo de 5.00 en efectividad (4.98) –uno de los cuatro clubes que lo lograron-, mucho mejor que León (7.99), al que no pudieron superar en el cuarto sitio. Refuerzos probados como Rico Noel y Luis Alonso Mendoza no funcionaron. En el bulpén hay todavía dudas. La ofensiva no refleja en carreras (358, 12) la habilidad para embasarse y mover corredores (.388, 4; 57 robos, 3). Por varias razones aún no se ve regularmente lo mejor de uno de los más sólidos planteles del circuito.

-La revelación: A base de profesionalismo, dedicación y preparación, La Vieja Hernández (.402) consiguió la mayor racha de encuentros con hit (23) para un mexicano en la historia del equipo, de acuerdo con el club. El veracruzano va al Juego de Estrellas ocho años después de su anterior llamado.

-Actuaciones individuales destacadas: Además de Negrín, Samayoa y Valdez, que se fajaron contra los punteros de cada zona y la cadena de Hernández, la segunda mayor este año en la Liga, la actuación de 7-5 de La Vieja en León y las cinco estafas de José Juan Aguilar el martes en Cancún, dos menos que el récord del circuito en un partido de Antonio Briones.