Protestan contra presencia de diputado ruso en parlamento de Georgia

Tras disturbios, el gobierno ruso suspendió de forma temporal los vuelos hacia el país euroasiático

Juan Pablo Duch
Foto: Ap
La Jornada Maya

Moscú, Rusia
Viernes 21 de junio, 2019

El Kremlin suspendió, a partir de este viernes y de forma temporal, los vuelos desde Rusia a ciudades de Georgia y recomendó a sus ciudadanos abstenerse de viajar a esa república del Cáucaso “mientras exista el más mínimo riesgo a su seguridad personal”, así como a las agencias de viajes no vender paquetes para allá, después de los disturbios que ocurrieron la noche del jueves y esta madrugada y que se saldaron con más de 300 heridos en los enfrentamientos de la policía –que utilizó gases lacrimógenos, balas de goma y cañones de agua– con una multitud de inconformes que intentó irrumpir en el Parlamento.

Las protestas comenzaron cuando los diputados de oposición bloquearon la tribuna para impedir que el diputado de la Duma rusa Serguei Gavrilov, en su calidad de presidente de la Asamblea Interparlamentaria de la Ortodoxia, declarara inaugurado el 26 periodo de sesiones en Tbilisi.

Esas bancadas de legisladores georgianos cuestionaron la presencia en la sala de una delegación de la Duma de Rusia –país que consideran “agresor” desde la guerra de 2008, en la cual el ejército ruso ejerció de garante de la separación de Abjazia y Osetia del Sur, lo que provocó la ruptura de relaciones diplomáticas–aparte de que Gavrilov, en su opinión, cometió toda una afrenta al sentarse en el sillón del presidente del Parlamento de Georgia.

Varios miles de personas se reunieron a lo largo del jueves frente a la sede del Parlamento, en la céntrica avenida Rustaveli, para exigir la expulsión de los legisladores rusos y la renuncia de los funcionarios que aceptaron que entraran a Georgia.

Los ánimos se desbordaron y, ya de madrugada, al intentar tomar por asalto el Parlamento se produjeron los lamentables hechos que la presidenta de Georgia, Salome Zurabishvili, quien se encontraba de visita oficial en Bielorrusia, no dudó en calificar de tragedia.

“Expreso un sincero dolor por esta tragedia, en la que unos sufrieron por defender el orden público y otros por salir a defender su honor y el honor de su país y de pronto se encontraron en una situación incontrolable, y algunos más sufrieron por seguir llamamientos completamente irracionales por razones políticas”, declaró Zurabishvili apenas regresó a Tbilisi.