Restaurantes de Progreso superan en ventas a los de Mérida

Han reportado un incremento del 6 al 10 por ciento en sus ganancias durante la época vacacional

Lilia Balam
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Miércoles 24 de julio, 2019

El sector restaurantero en el estado ha reportado un incremento de hasta 10 por ciento en esta temporada vacacional; sin embargo, los establecimientos en Progreso “han dado la sorpresa”, ya que este mes han obtenido mejores números que los negocios localizados en Mérida, informó la presidenta de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados en Yucatán (CANIRAC) en Yucatán, Alejandra Pacheco Montero.

Los empresarios del sector han visto “con alivio” que este mes mejoraron los números que “estuvieron un poco bajos” durante mayo y junio. La derrama económica en los restaurantes de la entidad ha aumentado del 6 al 10 por ciento, detalló.

Eso sí, los restaurantes de Progreso sorprendieron a la iniciativa privada, ya que han reportado mejores ganancias que los establecimientos que se encuentran en la capital yucateca. “Ha habido mayores visitas al puerto, esto ha generado buena derrama en los restaurantes de la zona”, comentó la lideresa empresarial.

Agregó que los diferentes atractivos turísticos que se han implementado han logrado captar a más personas y la expectativa es que en los siguientes días lleguen más visitantes a la costa yucateca. “La gente todavía se está preparando para salir, esperamos que en las próximas semanas aumenten los números, sobre todo en el litoral yucateco”, dijo.

Los restaurantes más visitados en esta época son los de mariscos, los de comida típica yucateca y los de antojitos, ya que suelen llegar personas de otros estados y países, por lo que prefieren probar platillos tradicionales, explicó Pacheco Montero.

Eso sí, la presidenta de la Canirac admitió que en las temporadas vacacionales aumenta la presencia de negocios informales, desde unidades de alimentos pequeñas hasta puestos que “terminan siendo una industria”, por lo que reiteró que ese tipo de comercio deja en una cancha “desigual” a quienes sí cuentan con una empresa formal.

“Ocho de cada diez restaurantes son informales, y lo hemos denunciado porque es un riesgo para la salud, la integridad de los comensales y nos dejan en desventaja a los que cumplimos en tiempo y forma con las reglas. Hemos hablado con las autoridades, porque es importante atacar esos nichos, facilitarles trámites”, concluyó.