Ejército vigila ductos de Pemex ubicados entre Progreso y Mérida

Huachicoleros aprovechan cualquier hora para hacer tomas clandestinas: César Amaya

Óscar Rodríguez
Foto: Enrique Osorno
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Jueves 1 de agosto, 2019

Los ladrones de combustible, coloquialmente llamados huachicoleros, aprovechan la oscuridad de la noche para hacer tomas clandestinas. Por ello, el Ejército Mexicano mantiene una vigilancia constante en los 40 kilómetros de ductos que existen entre Progreso y Mérida, con patrullajes en los que participan 30 efectivos castrenses, reveló el coronel César Amaya Becerra, comandante del undécimo Batallón de Infantería, perteneciente a la Décima Región Militar, con cabecera en la capital yucateca.

En entrevista, Amaya Becerra detalló que durante el presente año se han descubierto cuatro tomas clandestinas en los mencionados ductos, los cuales “se han taponeado y reparado”.

Precisó que tres de estas perforaciones fueron descubiertas en los montes de la carretera federal Mérida-Progreso y una más en el kilómetro 40 del Periférico, en el poniente de Mérida.

“Aprovechan cualquier hora para hacer las tomas clandestinas, principalmente en la noche; por eso hemos reforzado la vigilancia desde hace varios meses”, explicó el militar.

Abundó que, de manera permanente, 30 elementos del undécimo Batallón patrullan el tramo de 40 kilómetros de longitud del ducto, con la intención de inhibir la sustracción ilegal de combustible.

De igual forma, reveló que los patrullajes se hacen en coordinación con la Policía Federal, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y personal de Seguridad Física de Petróleos Mexicanos (Pemex), lo que ha funcionado para evitar nuevas tomas clandestinas.

Recalcó que tanto efectivos militares como elementos policiacos vigilan a todas horas los ductos, que van de la terminal de abastecimiento y distribución de Progreso a la capital yucateca, pero hasta el momento no han descubierto en flagrancia a ningún huachicolero.

“No los hemos podido detener, sólo hemos encontrado las tomas clandestinas cuando hay alertas de baja presión en la distribución del combustible. Nuestro trabajo es ubicarlas para que se clausuren e inhibir el delito”, concluyó.