Taller 'Animal Vivo' en teatro la Rendija, en Mérida

Propuesta teatral abordará a los espacios escénicos

Sandra Gayou Soto
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Lunes 19 de agosto, 2019

Verónica Santiago es una bailarina y coreógrafa nacida en Caracas, Venezuela, que desde hace escasos dos meses vive en Mérida. Visitó por primera vez el estado en el 2010, cinco años después viajó a San Diego, California, para hacer una maestría y ahora está de nuevo en la entidad para impartir el taller Animal Vivo, en el teatro la Rendija.

El encuentro surgió de una experiencia, que todavía sigue en curso, a partir de la estadía de Verónica en San Diego: "De repente me dieron muchísimas ganas de volver a Venezuela", reveló la creadora en entrevista con La Jornada Maya.

Verónica piensa que la situación de su país es "bastante compleja" por lo que decidió ir solamente a compartir una práctica física. Para este proyectó se enfocó en los espacios escénicos, "estos estados en el escenario en donde pasas de un lugar a otro, como de una zona interna a otra".

La coreógrafa confiesa que la iniciativa nació de su curiosidad por los rituales en los que hay una conexión del cerebro con la danza. "Supuestamente hay ceremonias en las que puedes identificar que el cuerpo es un canal capaz de hacer cosas que nunca antes ha hecho", afirma. También menciona a la santería, en la que, algunas veces, "hay una especie de posesión".

Para la coreógrafa lo importante en todos estos rituales es la "transición de una escena a escena, de un estado físico a otro".

Su proyecto fue becado para ir a Venezuela. "Fue muy complicado asistir a esos lugares donde yo tenía previsto estudiar el cuerpo y ser testigo de los rituales, especialmente en la montaña Sorte que es como un portal", revela.

Durante su estadía en su país de origen, Verónica descubrió que "los ojos de Chávez, el ex presidente venezolano, estaban en todos lados". para ella eso fue una pequeña trampa. "El país está poseído en general", señala antes de agregar que fue en ese momento cuando percibió a la posesión como una manera de control.

Santiago afirma que de esa investigación en Venezuela surgió Animal Vivo. El taller lo impartirá en conjunto con Gabriel Torres, con quién Verónica ha trabajado anteriormente y que radica actualmente en su país natal.

Animal Vivo será una suma fusión de artes: el aikido, chikung, la improvisación, algunas técnicas de composición. El taller iniciará el 21 de agosto y termina el 25; serán cuatro horas diarias, de cinco a nueve de la noche, y tendrá un precio de 970 pesos para público general y 770 pesos para la gente de la tercera edad.


Flyer del evento