Tortugas de Mahahual, en crisis por basura, sargazo y tráfico de huevos

Proyecto Aak Mahahual busca su protección y el cuidado del hábitat para su desove

Joana Maldonado
Foto: Facebook Proyecto Aak Mahahual
La Jornada Maya

Chetumal, Quintana Roo
Martes 20 de agosto, 2019

Haití, Jamaica y Trinidad y Tobago son los principales exportadores de basura plástica a Mahahual, lo que junto con el sargazo y tráfico de huevos representa el mayor problema que enfrentan las tortugas marinas, cuyo desove registró este año una disminución.

En suma, las autoridades en materia medio ambiental no cuentan con personal ni recursos para proteger la zona que integra la Biósfera del Caribe Mexicano y que supone un Área Natural Protegida.

El presidente de la asociación civil Proyecto Aak Mahahual, Víctor Rosales Hernández, explicó que uno de los objetivos de la agrupación es la protección de la tortuga marina y el cuidado de su hábitat principalmente en la época de desove.

Con la asociación trabaja un grupo de niños bajo un programa denominado “Cambiando resorteras por binoculares”, cuya función es el estudio de las aves que abundan en la región de Mahahual, aunque se han sumado recientemente a la limpieza de áreas de desove de la tortuga marina.

Indicó que de manera periódica limpian las áreas de desove de las tortugas, básicamente en cinco lugares identificados, el más cercano ubicado después del muelle de cruceros y el más lejano a 42 kilómetros.

Por su lejanía del pueblo de Mahahual, en todos los casos es imposible el ingreso de turistas al lugar y sin embargo en estos sitios de desove hallan la misma problemática: basura proveniente de otros países.

“La gente no entra ahí, digamos que llegan las personas de vacaciones no, porque no hay acceso y además está muy lejos, el 99 por ciento de la basura es de otros países”, apuntó Rosales Hernández.

El activista señaló que este problema ha contribuido junto con la presencia de sargazo a que se modifique la conducta de las tortugas en época de anidación debido a que la presencia de plásticos y obstáculos grandes incluso refrigeradores y tinacos obstaculiza los nidos de la tortuga.

“Por eso estamos enfocados trabajando en esos sitios específicamente”, y añadió como ejemplo que en 200 metros de playa recogen más de una tonelada de basura, siendo el 90 por ciento plásticos que no solo incluye bolsas o botellas, sino los de gran volumen como cajas, tinacos y envases de plásticos de combustible u otros. Honestamente, añade, su trabajo solo es “ponerle un curita a un sangrado arterial” entendiendo éste como el más grave que existe.

Víctor Rosales asegura que el problema de la basura en la costa es un asunto “bastante difícil de detener” y acusa que la basura llega de Trinidad y Tobago, Jamaica, Haití, países que geográficamente están ubicados prácticamente enfrente de Mahahual.

“Esos países son los responsables directamente de nuestra basura, aquí es una escala mucho mayor, todo el microplástico no solo afecta tortugas sino a los humanos porque los peces están consumiendo plásticos”, acusó.

Por esos elementos, señala que este año, a diferencia de los anteriores ha sido lenta la anidación. “Estuvimos monitoreando y nos dimos cuenta que algunas especies como la careta careta ha disminuido mucho y pienso porque depositan sus nidos entre la playa y la duna, otros se alejan más de la costa pero esta especie lo hace en donde hay más sargazo y basura”, dijo y añadió que además las playas ya presentan el fenómeno de la erosión a causa del sargazo.

Sin labor de autoridades

Víctor Rosales sostiene que ante este panorama en el que requieren del actuar de las autoridades, principalmente federales por tratarse de una zona federal, pareciera que éstas van en retroceso porque no cuentan con personal ni con presupuesto para atender las problemáticas.

Como ejemplo citó que interponen denuncias ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) de destrucción de mangle y el argumento es que no cuentan con recursos y solo cuenta con cuatro inspectores en todo el estado, caso similar a lo que ocurre con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), cuyas oficinas se encuentra en Cancún.

“Necesitamos que la autoridad federal ponga más atención en el cuidado de especies y recursos naturales de los que dependemos en Quintana Roo como motor de turismo (…) Desafortunadamente el gobierno federal no pone empeño ni el enfoque en lo que debería de tener”, denunció.

A esto habría que añadir el problema del robo de los huevos de tortuga que ha sido demandado desde hace años sin respuesta de las autoridades policiacas, a quienes acusó de corrupción.