Profepa congela denuncia por daños al ambiente en IM

La clausura del proyecto "Hard Rock Hotel Riviera Cancún" es la última actuación pública de alto impacto de la Profepa

La Jornada Maya
Foto: Enrique Osorno

Cancún, Quintana Roo
Jueves 19 de septiembre, 2019

La delegación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) mantiene en la congeladora "varias" denuncias relacionadas con daños al medio ambiente en la zona norte de Quintana Roo, principalmente frente a la bahía del municipio insular de Isla Mujeres (distante 20 kilómetros de Puerto Juárez, delegación de Benito Juárez).

Una queja hecha por vecinos de la zona que no dieron su nombre por temor a represalias refiere que uno de los casos corresponde a una denuncia presentada desde el 26 de abril pasado, por una construcción que presuntamente es realizada sobre la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat), donde hasta la fecha ningún personal de la dependencia se ha presentado.

De acuerdo con el proyecto de construcción, el fraccionamiento está en la punta sur de la ínsula y "tiene espectaculares vistas panorámicas de las impresionantes aguas de color turquesa del mar Caribe. Más de cuatros años en la planificación, acabado y decoración de la villa ofrece una elegancia sofisticada con un toque moderno y relajado".

De acuerdo con un grupo de personas que solicitaron el anonimato por temor a represalias, se trata del expediente PFPA/29.7/2C.28.2/0058-19 en contra de quien o quienes resulten responsables por presunto daño ambiental, debido a la construcción de un "condominio" en el fraccionamiento Mar Turquesa de Isla Mujeres.

El predio señalado corresponde, según los quejosos, al lote 12-13 ubicado en la Manzana 56, Supermanzana 09 del fraccionamiento citado.

La queja presentada 10 días después de iniciados los trabajos, señala que "en fecha 16 de abril de 2019 se inició la construcción de una obra civil, de lo que aparenta ser un condominio en la zona federal de playa, donde más de una decena de trabajadores estaban listos para colar el techo de un edificio que se construye dentro de un predio de aproximadamente 17 por 40 metros".

De acuerdo con la denuncia, la edificación que después de casi tres meses está casi terminada –en abril pasado, hace cinco meses– invade varios de los 20 metros delimitados como zona federal, lo que viola las disposiciones en materia ambiental, de acuerdo con el escrito presentado a la Profepa.

A cinco meses de que la queja fue admitida, la Subdirección de Inspección y Vigilancia en Impacto Ambiental y Zofemat no ha cumplido con el acuerdo firmado por Javier Castro Jiménez, en su calidad de delegado de la Profepa en Quintana Roo.

El acuerdo ordena que se hagan las actuaciones que sean estimadas de pertinentes "al sitio descrito en la denuncia de mérito, circunstanciando los actos, hechos y omisiones encontrados al momento de la misma"; empero, a la fecha aún no hay un pronunciamiento público por parte de la dependencia.

La última actuación pública y de "impacto" que se recuerde de la Profepa fue en febrero de 2018, cuando clausuró de manera total temporal las obras y actividades de cambio de uso de suelo en terrenos forestales, del proyecto denominado "Hard Rock Hotel Riviera Cancún", en un predio localizado en el bulevar Kukulcán, porque no cumplía los términos y condicionantes de la autorización expedida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).