Niega ex ministro asesorar amparos contra Santa Lucía, como dijo AMLO

"El sabotaje era evidente", aseguró el presidente López Obrador

Alonso Urrutia, Alma Muñoz y Eduardo Murillo
Foto: Tomada de Twitter
La Jornada Maya

Ciudad de México
Miércoles 25 de septiembre, 2019

El ministro en retiro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), José Ramón Cossío Díaz, dio por terminado cualquier posible diferendo con el presidente Andrés Manuel López Obrador, sobre una supuesta asesoría del jurista a los grupos que han promovido amparos en contra del proyecto para construir el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) en la actual Base Aérea Militar de Santa Lucía, Estado de México.

"Tomamos la decisión de que se hiciera por un asunto de seguridad nacional, porque el sabotaje era evidente", dijo el mandatario en su conferencia matutina, respecto a la ruta jurídica para impulsar el nuevo aeropuerto.

En ese punto aseguró que Cossío estaría asesorando la elaboración de los recursos legales y coordinando un esquema de operación jurídica que involucra a 16 bufetes de abogados.

"Ojalá se aclare y me digan que no es cierto, porque ya no tenemos servicio de espionaje del CISEN (el desaparecido Centro de Investigación y Seguridad Nacional), pero tengo información de que hay un ministro de la Corte, Cossio", que asesora en estas labores, dijo el presidente.

"Puede ser que no firme nada, pero sí coordina y asesora", señaló López Obrador.

Unos pocos minutos más tarde de esa afirmación, Cossío desmintió al mandatario.

"Respecto a lo señalado esta mañana por el Presidente López Obrador, quiero dejar en claro que no asesoro a ningún despacho ni persona en los litigios vinculados con los aeropuertos. Lamento la confusión en que ha incurrido el Presidente", escribió el ex ministro en su cuenta de [email protected]ío.

Según el artículo 101 de la Constitución, los ministros en retiro no pueden “actuar como patronos, abogados o representantes en cualquier proceso ante los órganos del Poder Judicial de la Federación”, dentro de los dos años siguientes a la fecha de su retiro.

Cossío Díaz dejó de ser ministro en activo de la SCJN el 30 de noviembre de 2018.

Enterado de la réplica, cuando aún estaba en curso la conferencia, López Obrador celebró la aclaración, aunque dijo que había hecho su señalamiento original porque "mi pecho no es bodega, digo lo que pienso, entonces qué bueno, no, que no está involucrado".

Más tarde, en entrevista telefónica con La Jornada, el ex ministro señaló: “Yo creo que ya con esto ya se disolvió completamente el asunto, porque él mismo dice que ya le quedó claro el asunto.”

Cossío Díaz señaló que no hubo ninguna comunicación directa con el presidente para aclarar el tema, y subió otro mensaje en su cuenta de Twitter donde señaló: “Agradezco y reconozco al Presidente López Obrador la aclaración, pronta y nítida, respecto a lo señalado por él esta mañana sobre mi supuesta asesoría jurídica en diversos amparos.”

El gobierno federal apela en su litigio al argumento de seguridad nacional para construir el nuevo aeropuerto, pero además determinó que en todo el proceso habrá transparencia en el otorgamiento de contratos, aseguró el mandatario en la conferencia.

Calificó de mezquinos a quienes han promovido estos amparos, porque su gobierno ha pagado todo lo que se debía a los accionistas.

"Nos hicimos cargo de los compromisos que se tenían, ya se finiquitó el asunto del Lago de Texcoco. ¿Por qué esta actitud mezquina? No debe extrañar mucho porque el conservadurismo tiene esa característica, esa es una de sus divisas. Vamos a esperar a que se resuelva esto".

López Obrador cuestionó que ahora un grupo de "conservadores" argumenten daños en el medio ambiente por la obra, porque se pretende construir otra posta en una base militar que ya tiene más de 50 años de operación.

Sin embargo, esos mismos que han promovido estos recursos nunca hicieron nada cuando se pretendía construir en Texcoco, agregó. Acabaron con cerros completos para el relleno, se iba a terminar con el lago Nabor Carrillo y no promovieron ningún solo recurso legal, dijo el mandatario.

López Obrador consideró fundamental las disposiciones de la ley de Austeridad Republicana que restringen que ex funcionarios de gobierno pasen en el corto plazo a puestos en el sector privado vinculados con su antigua ocupación.

Aseveró que la pretensión de dilatar la construcción del nuevo aeropuerto tiene el objetivo de "echarnos la culpa" de que haya una saturación del actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México".

Narró que recientemente escuchó en un vuelo al piloto, "que seguramente es de pensamiento conservador y estaba en todo su derecho", hablar de que habría demora porque hacían falta instalaciones aeroportuarias.