Es necesario fortalecer la política costera: Alfredo Arellano

La economía de QRoo depende de la salud del litoral: el titular de la Sema

Rosario Ruiz
Foto: Juan Manuel Valdivia
La Jornada Maya

Playa del Carmen, Quintana Roo
Domingo 29 de septiembre, 2019

Gran parte de la economía de Quintana Roo depende de la salud de la costa, por ello la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente (Sema) está fortaleciendo su política costera. Contarán también con el apoyo de la iniciativa privada para realizar estudios ambientales, dio a conocer el secretario Alfredo Arellano.

“Entre los programas principales que tenemos (…) es la política costera (…) El estado depende de la salud ambiental de la costa y de sus recursos naturales que están siendo mermados por enfermedades y el cambio climático, por la presencia del sargazo e incremento de la temperatura del océano, que afectan los arrecifes y provocan la erosión costera”, detalló.

Dijo que impulsan una política de restauración de arrecifes con la siembra de corales, cumpliendo el compromiso que hizo el gobernador Carlos Joaquín González sobre un coral por cada voto recibido, por ello sembrarán cerca de 265 mil colonias de coral.

“Recientemente tuvimos una jornada intensiva de siembra que nos ha puesto en los ojos del mundo, porque nunca se ha llevado a cabo de esta manera y también el seguro que adquirimos para los arrecifes y playas, que es contra huracanes categorías 4 y 5, que permitan tener recursos para en caso de ciclón de este nivel tener dinero para la restauración”.

Destacó que también recibirán el apoyo de la iniciativa privada para diferentes proyectos: “van a financiar una serie de investigaciones y de proyectos de conservación, planeación ambiental y educación ambiental, es un programa a largo plazo”.

“Estamos sumando los esfuerzos, estamos encantados que este apoyo sea a través de instituciones que tienen un nombre y prestigio en el estado, como Amigos de Sian Ka’an, Cobi, Pronatura y Ecosur”, dijo.

Respecto a la elaboración de una ley de costas, afirmó que esto compete a la federación.

“Creo que sería sano entrar en una discusión si es necesaria una ley de costas o reformar o actualizar las leyes actuales, como la ley de bienes nacionales, la ley del mar, la ley de equilibrio ecológico y profesional al ambiente, todas estas leyes tienen alguna injerencia en la zona costera, habría que hacer una discusión de muy alto nivel para ver si es necesaria una ley de costas como tal, o la actualización de las leyes generales permiten generar una política de costas más efectivas”, señaló.

Seguimiento al sargazo

El secretario recordó que en días pasados acudió a un foro que convocó la Secretaría de Relaciones Exteriores para analizar el tema del sargazo, donde escucharon una serie de presentaciones de especialistas académicos de diversos temas que influyen o que estén estudiando el fenómeno.

Entre los acuerdos generales está dar seguimiento general, fomentar la investigación científica para un mejor entendimiento del fenómeno y también promover la colaboración internacional con los países del Caribe y Sudamérica, que puedan tener injerencia para encontrar soluciones de fondo para la talofita.

Mencionó que del 23 al 26 de octubre participará en la isla de Guadalupe en la reunión se seguimiento de los acuerdos logrados en la cumbre del sargazo realizada en Cancún.

“Hay avances, se van a revisar y a fortalecer en dicha reunión, en la cual esperemos haya una mayor participación del gobierno federal, y un mayor número de participación del sector académico, esperamos fortalecer estos acuerdos y empezar a tomar acciones concretas sobre los mismos”, finalizó.

Cierre de arrecifes

Por último, recordó que las zonas arrecifales del Cielo y Palancar, en Cozumel, estarán cerradas por espacio de tres meses (octubre, noviembre y diciembre), para observar la recuperación de los arrecifes, derivado del crecimiento de la enfermedad conocida como síndrome blanco y que puede estar asociado al uso turístico y recreativo.

“Aún se están haciendo las investigaciones, no se sabe si se trata de una bacteria o virus, pero se presume que sea influenciado por las condiciones de estrés, temperatura, calidad de agua, aún se está estudiando todo el fenómeno, entonces son áreas que estarán en un monitoreo para ver cómo evoluciona la enfermedad”, resaltó.

Destacó que es un cierre parcial, o sea, la actividad económica no es afectada, las actividades turísticas se seguirán llevando a cabo en el resto del parque y esta es una medida cautelar y preventiva que tomaron para garantizar la permanencia de los recursos naturales a largo plazo.

“Se discutió en el Consejo Técnico Asesor del parque marino de Cozumel, en donde participamos nosotros y autoridades municipales, el sector privado, náutico y otras organizaciones de la sociedad civil, ahí se discutió y se llegó al acuerdo”, dijo.