Reprueban pigmentar el mar del Caribe mexicano

El intento fue rechazado por autoridades ambientales estatales y federales

La Jornada Maya
Foto: Juan Manuel Valdivia

Cancún, Quintana Roo
Lunes 7 de octubre, 2019

El intento de “pigmentar” el mar del Caribe mexicano para recuperar el azul turquesa que perdió la costa de Quintana Roo debido al arribo excesivo de sargazo meses atrás, fue reprobado por autoridades ambientales estatales y federales al término de la inauguración del 9º Congreso Nacional de Investigación en Cambio Climático.

La propuesta, que fue rechazada por Graciela Saldaña Fraire, subsecretaria de Política Ambiental de la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente (SEMA), la dio a conocer recientemente Carlos Gosselin Maurel, titular del Protocolo Puerto Morelos, hasta ahora el único programa oficial que maneja de manera integral la macroalga en la entidad.

El intento forma parte de los esfuerzos por extraer los restos de sargazo que yacen en el lecho marino en lugar de los pastos marinos, devastados por el arribo de la talofita de acuerdo con las investigaciones del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología, por lo que meter cuestiones artificiales pondría en riesgo aún más el ecosistema costero, advirtió la bióloga.

“No inyectarle color, eso sería un error porque nunca hemos, o por lo menos en lo personal no he leído que se pueda cambiar un sustrato (medio en el que se desarrollan una planta o un animal fijo) de esa forma; no estamos hablando de algo artificial, sino de un recurso natural, y que si bien hemos tenido todos esos embates del cambio climático, esto no quiere decir que podamos estar experimentando, sobre todo cuando hay flora y fauna”, mencionó.

La funcionaria añadió que tendría que verse cómo plantea el Protocolo Puerto Morelos mover los restos de sargazo, porque tendría que haber ciertas medidas de mitigación; al respecto, la directora general del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), María Amparo Martínez Arroyo, respaldó la postura de Saldaña Fraire.

Previo a impartir la conferencia magistral inaugural “Estrategias para la mitigación y adaptación al cambio climático en la región Sur-Sureste”, la académica declaró que en la península, y en general en todo el país, no hemos tratado muy bien al medio ambiente, además de que la sociedad pone trabas para su buen funcionamiento.

Comentó que la solución al arribo masivo de macroalga no será única y que podría haber varias opciones, desde atraparla en altamar, hasta incluso, de incinerarlo, pero siempre con el uso de métodos científicos porque no se puede llegar al mar y alterarlo artificialmente, y adelantó que ya hay varias investigaciones en curso para ver qué utilidad le darán a la talofita porque pretenden aumentar el conocimiento para tomar las mejores decisiones.

“Cada medida que se tenga que tomar tiene que tener un respaldo científico; en ese sentido, hasta ahora lo que ha habido son exploraciones de algunos tipos de medidas que se pueden tomar. Evidentemente no puedes llegar al mar a hacerlo; bueno, es lo que nos hemos pasado haciendo la humanidad, echándole cosas y después viendo qué pasa, ¿verdad?”, refirió.

La científica, bióloga por Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y doctorada en Ecología por la Universidad de Barcelona, dijo estar convencida de que la solución integral para el sargazo no será una, ni se tiene claro cuál puede ser: en algunos lugares bastará con evitar que llegue y hacerlo que se vaya, que siga su camino por las corrientes marinas.