ALAI busca modificar impuestos de plataformas digitales

El impacto para los pequeños empresarios del ecosistema digital será considerable

Julio Gutiérrez
Foto: Reuters
La Jornada Maya

Ciudad de México
Martes 18 de octubre, 2019

La Asociación Latinoamericana de Internet (ALAI) solicitó al poder legislativo un espacio de tiempo para poder adaptarse a los cambios fiscales propuestos en el Paquete Económico de 2020 para cambiar impuestos a las plataformas digitales.

De lo contrario, señaló la asociación que representa empresas como Google, Facebook, Twitter, Mercado Libre, Airbnb, entre otras, los ingresos de las pequeñas aplicaciones podrían verse afectadas, además que se promoverá que estas firmas pasen a formar parte del mercado informal y habrá una menor recaudación.

Sissi De La Peña, gerente de comercio digital y organismos internacionales de la ALAI, manifestó que los miembros de la organización están de acuerdo en colaborar con la administración pública en materia de fines recaudatorios, siempre y cuando se hagan modificaciones a lo planteado en la Ley de Ingresos para 2020 presentada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

“Se deben considerar 5 componentes: un registro simplificado de las plataformas y el mínimo de información que sea indispensable para proveer el fisco; el segundo, los tiempos de implementación actuales que son poco realistas; también el alto costo para los ciudadanos emprendedores, estos que al plantear que las empresas mexicanas retengan el Impuesto Sobre la Renta (ISR) recalculado sobre el costo total sobre el bien y servicio y no sobre las ganancias”, argumentó.

La cuarta solicitud fue que no haya grandes diferencias entre las plataformas digitales sobre las cargas fiscales y por último que las sanciones de desconexión para las empresas de este tipo no sean tan elevadas.

La propuesta fiscal

La propuesta de Paquete Económico indica que las plataformas digitales deben inscribirse al Registro Federal de Contribuyentes del Servicio de Administración Tributaria (SAT), ofertar y cobrar de forma conjunta sus servicios pero con el Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA) separado, tener un registro de los receptores de servicios en el país y proporcionar mensualmente al SAT el número de operaciones realizadas clasificado por tipo de servicios y su precio.

Entre otras disposiciones establecidas, está el brindar por los canales electrónicos a los clientes de las aplicaciones un comprobante del pago del IVA y designar ante el SAT un representante legal y un domicilio para efectos de notificación y vigilancia del cumplimiento de las obligaciones.

Los pequeños serían los más afectados

Sissi De la Peña, precisó que estas nuevas disposiciones tendrían efectos negativos sobre las pequeñas empresas digitales que operan o van comenzando en México, pues la mayor retención de impuestos tendrá una merma sus ganancias netas.

“El impacto para los pequeños empresarios del ecosistema digital será considerable porque no tendrán la capacidad de cubrir el trabajo técnico, garantizar los sistemas de facturación y que funcionen adecuadamente”, explicó.

Además, dijo, la retención de impuestos sería una reducción de las ganancias netas que obtienen las plataformas digitales, aunado a las solicitudes por saldos a favor del SAT.

Según los expertos, la economía digital mediante las plataformas digitales aportan actualmente 2 por ciento de Producto Interno Bruto (PIB) del país.

“Nuestro propósito es fomentar el crecimiento económico… nuestras empresas participantes reconocen y aceptan las reglas del juego que se tienen que adaptar continuamente incluyendo estas en materia tributaria. Las empresas de ALAI están comprometidas a contribuir con la recaudación y el pago de impuestos”, aclaró De la Peña.