Quejarse y no actuar genera obstáculos en los negocios: Alemán Velasco

Advirtió que el principal obstáculo de México es que “todo mundo habla, pero nadie hace nada”

Carlos Águila Arreola
Foto: Juan Manuel Valdivia
La Jornada Maya

Cancún, Quintana Roo
Domingo 20 de octubre, 2019

El primer obstáculo para hacer negocios es la desconfianza que genera el quejarse y no actuar, sostuvo el empresario Miguel Alemán Velasco antes de inaugurar la decimoséptima edición de la México Cumbre de Negocios, Business Summit.

Sostuvo que pese a que la inversión ha disminuido en el actual gobierno, “no debe ser factor para no emprender, hay que ser innovadores”.

En la sesión de preguntas, previa al arranque del evento, advirtió que el principal obstáculo de México es que “todo mundo habla, pero nadie hace nada”.

Sobre el arresto y liberación de Ovidio Guzmán López, hijo del narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán, el empresario dijo que se evitó una masacre: “El que evitó esta matazón fue el Presidente (López Obrador); entonces, tenemos que darle toda nuestra confianza, y si no lo ven últimamente está lleno de soldados todo el estado, pero no tienen órdenes de acabar allí con toda la gente, sino de poner el orden para que toda la gente pueda seguir trabajando en paz.”

Sobre el grado de confianza en México para las inversiones, Alemán Velasco consideró que antes las empresas estaban acostumbradas a que todo se los diera el gobierno, pero bajo la nueva administración hay un cambio en la manera de hacer las cosas, lo que hasta ahora ha detenido las inversiones, “pero momentáneamente”.

“Lo que ha hecho bien el gobierno es mantener la inflación por debajo del 3 por ciento. No va a haber crecimiento el año que entra, pero tampoco habrá un descenso, puede ser que subamos una pizquita, y hay países que se están defendiendo como pueden y otros que se están yendo para abajo”, comentó.

Remarcó que también debe existir confianza entre los empresarios para invertir en México, pues a pesar de que no se crecerá económicamente, “la inflación se mantiene estable” y llamó a invertir porque la inversión privada se redujo.

Expuso que la liquidez en el mundo es inmensa, pero “nadie está haciendo nada”; dijo que actualmente un crédito en Europa “es regalado” porque prácticamente no se cobran intereses, “o muy bajitos”, y que en Estados Unidos el panorama económico es similar.

“Si todos hiciéramos lo que tenemos que hacer, no habría errores tan graves como los que hay hoy, seríamos más honestos todos con nosotros mismos y habría más confianza, habría más inversión y más trabajo; si hay trabajo, hay desarrollo, así de fácil.”

Recordó que el año pasado se tenía el entusiasmo de un gobierno que iniciaba, y se creía que la economía tenía posibilidades de crecer alrededor de tres por ciento, tras expandirse cerca de dos por ciento en 2018, pero hubo suspensión de presupuestos, obras y proyectos del gobierno.

Dijo que la iniciativa privada estaba acostumbrada a invertir con contratos del gobierno, lo que ha frenado la inversión y el desarrollo; sin embargo, aseguró que en cuanto el gobierno empiece la licitación de obras, las inversiones volverán a fluir en el país, y en cuanto al presunto terrorismo fiscal por tema de las facturas falsas señaló que lo ve muy difícil y que es un tema que se debe discutir mucho, pero por técnicos.

“Veo muy difícil, siempre lo que es lo fiscal, es cobrar, cobrar pero se tiene que discutir mucho, técnica y política y socialmente, creo que eso llevará algún tiempo; es una ley que se necesita, como gobernante yo la apoyaría, como hombre de negocios no; entonces, ahí hay que buscarle un ajuste.”