Hariri "tiene dudas" sobre ser nuevamente primer ministro del país

Las consultas parlamentarias para la elección del primer ministro podrían celebrarse el jueves o viernes

Europa Press
Foto: Dpa
La Jornada Maya

Madrid, España
Miércoles 13 de noviembre, 2019

El presidente de Líbano, Michel Aoun, ha afirmado este martes que el primer ministro en funciones, Saad Hariri, "tiene dudas" sobre la posibilidad de seguir en el cargo al frente de un nuevo Ejecutivo y ha advertido a los manifestantes contra continuar los bloqueos de carreteras e instituciones.

En una entrevista emitida este martes en todos los canales libaneses, Aoun ha apuntado que las consultas parlamentarias para la elección de un nuevo primer ministro "podrían celebrarse el jueves o el viernes, dependiendo de las respuestas de los partidos implicados".

"Si no responden, tendremos que posponerlas unos pocos días", ha dicho, antes de recalcar que "se han resuelto la mayoría de los obstáculos" y que "el movimiento de protesta debe tener voz en el nuevo Gobierno".

Así, ha abogado por un Ejecutivo "compuesto de manera equitativa por políticos y tecnócratas" y ha señalado que "un Gobierno puramente tecnócrata no puede decidir las políticas del país", según ha informado el portal local de noticias Naharnet.

En este sentido, ha respondido con ironía a la petición del líder de Fuerzas Libanesas sobre la elección de ministros absolutamente independientes. "¿Dónde puedo encontrarlos? ¿En la Luna?", se ha preguntado.

Por otra parte, ha advertido a los manifestantes de que "su comportamiento no debe ser siempre negativo, porque eso podría provocar más negatividad y llegaríamos entonces a un enfrentamiento interlibanés".

Aoun ha dicho que las primeras medidas tras la formación del nuevo Gobierno deben incluir "la vuelta de los ciudadanos a sus viviendas para el ciclo de la vida pueda volver a la normalidad" y "dejar que el Gobierno trabaje a la luz y no en la oscuridad".

El país morirá si los manifestantes siguen en las calles, incluso si no usamos la fuerza contra ellos", ha argüido Aoun, quien ha asegurado que el dinero ingresado en las cuentas bancarias "está seguro". "Resolveremos la crisis", ha prometido.

Las palabras del presidente libanés han sido recibidas por nuevas movilizaciones en las calles del país y los manifestantes han empezado nuevos bloqueos de carreteras para expresar su rechazo al contenido de sus declaraciones.

LA FORMACIÓN DE GOBIERNO
Hariri presentó su dimisión el 29 de octubre pero se mantiene en funciones hasta que se esclarezca la situación. Entre las opciones que se barajan está la formación de un gabinete tecnócrata en el que tengan menos representación los grandes grupos del país.

El propio Aoun afirmó el 31 de octubre que los integrantes del próximo Ejecutivo "deben ser elegidos según sus cualificaciones y su experiencia, no por su lealtad política".

El líder del partido-milicia chií libanés Hezbolá, Hasán Nasralá, afirmó el lunes que la formación "tiene la puerta abierta" a diversas opciones para alcanzar un acuerdo de cara a la formación del nuevo Gobierno.

Por su parte, el coordinador de Naciones Unidas para Líbano, Jan Kubis, ha planteado este martes ante Aoun la necesidad de "acelerar" la formación de gobierno para comenzar a aplicar reformas económicas, políticas y sociales, para lo cual el primer paso sería designar un nuevo primer ministro que sustituya a Hariri.

Las protestas arrancaron a principios de octubre en medio del deterioro de la crisis y después de una caída de la moneda local por primera vez en las últimas dos décadas. El descontento se arrastraba ya desde julio, cuando el Parlamento aprobó un presupuesto de austeridad para hacer frente al déficit.

Líbano hace frente a una gran deuda pública y problemas financieros debido a la ralentización del flujo de capitales necesario para financiar al Gobierno, lastrado además por el escaso crecimiento y una elevada tasa de desempleo, cercana al 30 por ciento.