post Image

EU: la pandemia, la crisis, el racismo

Francisco J. Hernández y Puente
Foto: Ap
La Jornada Maya

Viernes 5 de junio, 2020

Muy poco, muy poco ha hecho John Biden para colocarse arriba en las encuestas en su carrera como candidato a ocupar la Casa Blanca. Mucha, mucha suerte ha tenido de que su contrincante, el actual presidente Donald Trump, con sus torpezas, su racismo y su intolerancia se coloque debajo en las preferencias de los estadunidenses. Biden se quedó en casa y su silencio, casi absoluto, contrasta, en plena crisis pandémica y social, con el protagonismo histriónico del magnate presidente.

La violencia policíaca contra los afroamericanos se ha mostrado de nuevo y las protestas por la muerte de George Floyd, en un arresto abusivo y letal, ha desembocado en grandes disturbios en diferentes ciudades de la Unión Americana que parecen revivir el trauma fundacional de ese país. Nada menos que el tema racial. Todo en medio de la crisis pandémica del coronavirus y sus secuelas en la economía, a escasos cinco meses de las elecciones presidenciales.

La trágica situación generada ha provocado una ola de protestas a nivel nacional, que para muchos analistas “hace temer por la estabilidad misma del gobierno”, dado el elemento explosivo Donald Trump. Hay que recordar que nunca en la historia de Estados Unidos un presidente había recurrido a las fuerzas armadas para preservar el orden. Trump ya lo hizo en Washington D.C., donde legalmente puede porque es territorio federal.

[b]La pandemia lo cambió todo[/b]

A principios de 2020, el crecimiento de la economía y las bajas tasas de desempleo eran los dos factores en los que se fincaba la campaña de Trump y su expectativa de renovar por cuatro años más su estancia en la Casa Blanca. Sin embargo, la pandemia del COVID-19 cambió radicalmente el panorama. Dos cifras resumen lo que hoy ocurre y muestran con crudeza el desolador panorama de la todavía mayor potencia del mundo: más de 100 mil muertos por coronavirus y 42 millones de personas, (Departamento del Trabajo), que se han quedado sin trabajo y han solicitado subsidio de desempleo desde mediados de marzo.

Para colmo, los analistas señalan que la economía estadunidense caerá 30 por ciento en el segundo trimestre de 2020 y los pronósticos apuntan a una baja de 5 por ciento para todo el año, como consecuencia del cierre de negocios al que obligó la estrategia de confinamiento. Otro hecho que ilustra cómo han ido cambiando las cosas en tan poco tiempo es, por ejemplo, lo que ocurre con México. En términos de la estrecha relación de nuestro país con esa economía ya se ha producido una caída histórica del comercio bilateral como consecuencia de la pandemia y durante abril México ya dejó de ser el principal socio comercial de Estados Unidos.

De acuerdo con fuente oficiales (Oficina del Censo estadunidense), en el pasado mes de abril las exportaciones de México al vecino del norte tuvieron un valor de 15 mil 829 millones de dólares, un desplome interanual de 47 por ciento, el más profundo desde 1986. En tanto, México importó del mercado estadunidense un total de 12 mil 528 millones de dólares, una caída de 43.8 por ciento. Con dicho resultado, México fue superado por China y Canadá, con lo que perdió la condición de mayor socio comercial de Estados Unidos.

[b]¿Qué esperar?[/b]

A lo largo de los meses de pandemia la tensión entre Estados Unidos y China también ha llegado a su máximo nivel, a medida que Trump ha criticado a los asiáticos por su manejo de la crisis sanitaria y llegó a acusarla de falta de contención del brote que surgió a fines de 2019.

Ante el desolador panorama económico Trump ya no puede basar su campaña en la economía. El torpe manejo de la crisis social ha desatado las protestas en todo el país. El enfrentamiento con China parecería ser el único recurso que la queda para proseguir con su campaña, en virtud de que un amplio sector de los votantes estadunidenses, y de no pocos republicanos, ven a China en forma cada vez más negativa.

Aunque Biden va solo en la selección demócrata para las elecciones presidenciales de noviembre y es seguro que será el candidato, es probable que de aquí en adelante ya no pueda permanecer callado en el bunker del sótano de su casa ante la crisis económica, la pandemia y la protesta social, pero, sobre todo, ante el racismo que impregna a las estructuras del Estado.

*Profesor de la UNAM.Correo: [b][email protected][/b]

Edición: Ana Ordaz

OPINIONES ANTERIORES

...
19 de Septiembre del 2020
Miguel Ángel Cocom Mayén
El estridente del nopal
Leer más
...
19 de Septiembre del 2020
Juan Pablo Duch
Apoyo condicionado
Leer más
...
19 de Septiembre del 2020
Enrique Galván Ochoa
Un ministro resolverá si procede la consulta
Leer más
...
19 de Septiembre del 2020
La Jornada
EU: prácticas 'filonazis' en mujeres migrantes
Leer más
...
18 de Septiembre del 2020
Julio Hernández López
Los 650: premisas falsas
Leer más
...
18 de Septiembre del 2020
Enrique Galván Ochoa
Gobernador de Nueva Jersey quita a ricos para dar a pobres
Leer más
...
18 de Septiembre del 2020
La Jornada
Anaya y Alonso 'A': sentencias saludables
Leer más
...
17 de Septiembre del 2020
José Ramón Enríquez
Ninguneadas y fortalecidas
Leer más