post Image

Una nueva era urbana

Tras el COVID-19 y las inundaciones, es natural que Mérida se replantee lo que ocurre con su perfil urbano

Después de los terremotos, vienen las nuevas reglas para la construcción de cimientos; tras los incendios, las nuevas medidas de cuidado de bosques y terrenos baldíos no se hacen esperar; tras el COVID-19 y las inundaciones, es natural y racional que Mérida y los principales centros de población de la Península se replanteen lo que ocurre con su perfil urbano. 

Sí, urge aprender a construir mejores casas que no sean edificadas en zonas bajas; viviendas que tengan más área de absorción pluvial y que respondan al cambio climático que ya está aquí. Es necesario, también, pensar en una ciudad con nueva lógica de movilidad real, más allá de autobuses y autos. 

Casas sustentables, fraccionamientos racionales a la par de medios de transporte limpios, socialmente accesibles y que hagan sentido para la salud y la sana distancia no son una extravagancia, sino el legítimo reclamo de este tiempo. 

Viviendas en vecindarios bien pensados y realizados, donde la bicicleta hable de futuro y las calles no se conviertan en lagos para crear mosquitos, eso lo que nos toca pensar como sociedad. No podemos no hacer nada frente a los retos reales que están tocando a la puerta. 

En las ciudades de la Península de Yucatán, tenemos que aceptar que no podemos seguir haciendo lo de siempre, porque esas son las fórmulas que nos seguirán metiendo en los problemas de siempre: no se puede seguir construyendo sobre la primera duna de la playa, porque no habrá reposición de arena que alcance; no se puede seguir destruyendo mangle y con ello la diversidad y belleza natural que sostiene el ingreso de cientos de miles de familias; no se puede seguir quemando tierra para sembrar cultivos transgénicos que eliminen abejas y modos de vida milenarios. 

Se requiere aspirar a construir mejores y nuevas ciudades a raíz de las emergencias vividas. Sería una locura y un despropósito pensar en simplemente regresar a como estaban las cosas antes. De esta crisis de salud, economía y clima no se sale dando pasos hacia atrás, sino con decisión de caminar hacia delante con innovación, inversión y nueva responsabilidad social. 

No podemos regresar a mercados  y centros históricos hacinados cuando sabemos que vendrán nuevas pandemias y sería irresponsable pensar en ciudades con sistemas de transporte y movilidad concebidos en las épocas de las haciendas y el henequén. Las viviendas no pueden seguir siendo un negocio financiero cuando aspiramos a que las familias tengan un patrimonio que las haga sentir y ser parte efectiva de una sociedad funcional. Las lecciones se deben aprender. 

La península, con todos sus problemas y aristas, acumula una década de expansión sostenida y la ciudadanía quiere que las posibilidades de prosperidad sigan y, sobre todo, mejoren. No tener el valor de replantear el modelo urbano de la región implicaría -de facto- cancelar oportunidades de crecimiento duradero, erosionar el perfil geográfico como área atractiva para la inversión y ver crecer las desigualdades y contrastes sociales. Arriesgaríamos la funcionalidad social.

Los retos urbanos, sociales, económicos y de movilidad ya son de otra magnitud y perfil; por lo que requerirán fórmulas nuevas para solucionarse con éxito. La ciudadanía peninsular está viviendo cada día los límites de un modelo de desarrollo urbano agotado y abusado, y no se conformará con remedios y parches a medias. La fortuna política le sonreirá al que tenga el valor de proponer e innovar, de ellos y ellas será el futuro.

 

Edición: Laura Espejo

OPINIONES ANTERIORES

...
23 de Noviembre del 2020
Francisco J. Rosado May
Retos de la agroecología post COVID (I/II)
Leer más
...
23 de Noviembre del 2020
José Juan Cervera
Flagelo y luz
Leer más
...
23 de Noviembre del 2020
Rafael Rojo
Perro sin cadena
Leer más
...
23 de Noviembre del 2020
La Jornada Maya
Alianza Federalista bajo presión
Leer más
...
23 de Noviembre del 2020
Margarita Robleda Moguel
Bocanada de esperanza
Leer más
...
23 de Noviembre del 2020
Cristóbal León Campos
Romper el pacto
Leer más
...
23 de Noviembre del 2020
Rubén Torres Martínez
La movilidad y el transporte público en Mérida
Leer más
...
23 de Noviembre del 2020
Julio Hernández López
Gatopardismo de Morena en NL
Leer más