post Image

No seguir destruyendo ecosistemas, reto en QRoo: activista

Carlos Águila Arreola
Foto: Juan Manuel Valdivia
La Jornada Maya

Cancún, Quintana Roo
Jueves 4 de junio, 2020

La majestuosa infraestructura del Caribe mexicano se construyó destruyendo la naturaleza, por lo que el reto en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente es tratar de ya no seguir acabando los ecosistemas, como sigue ocurriendo en Cancún, la Riviera Maya y toda la zona costera de Quintana Roo, destacó Araceli Domínguez Rodríguez, presidente del Grupo Ecologista del Mayab (Gema).

“Los desarrollos del Caribe mexicano están dejando una deuda ambiental muy grande y lo peor del caso es que no se detienen; diariamente nos enteremos de nuevos proyectos y la lucha ciudadana gasta la energía de mucha gente para tratar de frenar un desarrollo desbocado y que ya rebasó todos los límites”, mencionó.

Señaló que actualmente el estado enfrenta enormes retos ambientales, pero el principal es el de la sostenibilidad, porque no se ha logrado aprender de los errores que se cometieron hace 50 años para construir lo que hoy es Cancún.

“Se están replicando a lo largo de la costa, donde no ha habido una verdadera derrama económica ni tampoco el concepto que se esperaría de un desarrollo, en el sentido de que las ganancias puedan permear hacia la sociedad en general, ganancias en cuanto a lo que es calidad de vida”.

Recordó que hace años, el estudio Cancún al límite: Urge dejar de construir, de la investigadora Christine Elizabeth McCoy Cador, demostró cómo a mayor crecimiento hotelero es menor la calidad de vida de la gente porque los hoteles no han respetado los lineamientos que se fijaron y hoy todo está sobredensificado.

[b]Ejemplo de degradación[/b]

En 2015, Cancún ya había perdido 77 por ciento de selvas, 64 de dunas costeras y 68 por ciento de humedales (manglares), lo que convertía al principal destino recreativo del país y América Latina en el mejor ejemplo de degradación del medio ambiente por el desarrollo sin planificación o en contubernio con autoridades corruptas.

Lo peor es que le siguen los pasos, casi en calca, otros balnearios de Quintana Roo clasificados entre los mejores del mundo: Holbox, Puerto Morelos, Playa del Carmen, Tulum y Bacalar, señalaba entonces la investigación de la catedrática de la Universidad del Caribe (Unicaribe).

“La extensión original de las playas de Cancún ha disminuido 97 por ciento, al pasar de 308 mil 892 metros cuadrados a ocho mil 243, no sólo por los huracanes, sino por la construcción de más de 100 hoteles sobre duna costera y relleno de manglares: la voracidad empresarial no tuvo límite y nada detuvo a los inversionistas”, sostiene el estudio de la investigadora.

Al respecto, Araceli Domínguez destacó, además, que el rezago de infraestructura urbana es muy grande y ha hecho “muchísimo daño” al medio ambiente porque se ha perdido una enorme cantidad de manglares y selva, se ha dañado la costa y las poblaciones de varias especies tanto animales como vegetales.

“Ahora, el COVID-19 nos está enseñando que las relaciones del hombre con la naturaleza son fundamentales si queremos vivir en armonía, en salud y en condiciones en las que haya posibilidad de supervivencia para todas las especies”, destacó.

Subrayó que Cancún ha sido un éxito económico para unas cuantas personas, así como una fuente de ingresos y trabajo para mucha gente, pero se rebasaron los límites hace muchos años, por lo que lo desarrolladores primero, y después los pobladores tienen una deuda impagable con el destino y la naturaleza.


Edición: Enrique Álvarez

NOTICIAS RELACIONADAS

...
08 de August, 2020
Política
En QRoo, damos oportunidades para que la juventud continúe su educación superior: CJ
Leer más
...
08 de August, 2020
Sociedad
'Veganizan' comedores comunitarios del DIF en 'Playa'
Leer más
...
08 de August, 2020
Política
Otorgan prisión domiciliaria a Mauricio N
Leer más