12 de agosto Día Internacional de los Pueblos Indígenas

Proyecto Ja’ab o el poder de la creatividad

Joan Serra Montagut*
LA Jornada Maya

12 de agosto de 2015

Debajo del alud de información incesante que nos acecha, aplastada cada día por cientos de miles de estímulos, la humanidad necesita referencias claras, espacios de reflexión y calendarios con fechas destacadas que inviten a la focalización de nuestra mente colectiva en un mismo concepto. Hace unos días conmemorábamos, como globo, el Día Internacional de los Pueblos Indígenas. Hoy, 12 de agosto, el mundo gira temáticamente, siguiendo la propuesta de las Naciones Unidas, en torno a la juventud, esta gran masa poblacional aparentemente acuosa y perdida, indefinida y variada, tremendamente compleja, enérgica y sedienta de novedades y de cambios. Una juventud que vive, en muchos puntos de la Tierra, en unas condiciones paupérrimas que impiden, de cuajo, que se desarrolle libremente y alcance cuotas creativas que, por potencial, podrían gozar millones de personas. Los jóvenes somos y hemos sido siempre el motor del mundo. Rebeldes, falsamente despreocupados y obnubilados por ociosas actividades que nos alejan de nuestro deber, siempre hemos estado allí, mucho más conectados de lo que se cree con los problemas de la sociedad que nos ha visto crecer, algo que a muchos no les gusta apreciar. Tenemos que luchar para rehuir esta imagen distorsionada que nos convierte en parásitos inactivos. Lo hacemos en nuestro día a día, cuando decimos que no a las convenciones, cuando queremos dibujar nuestro propio rumbo, cuando entendemos que el legado de nuestros padres quizás no es el que deseamos para este rediseño colectivo de todo lo aprendido. Más allá de esta lucha estética, luchamos a diario y de forma pragmática para hacer escuchar nuestra voz –tantas veces amenazada por los poderes fácticos y acallada por actos atroces de violencia institucional– eso es, para ser voceros del cambio, para mejorar lo que no nos gusta y para crear un nuevo sistema más democrático, libre, sostenible y respetuoso atados de pies y manos por la presente globalización impersonal, el pulpo que todo lo acalla y, a la vez, que todo lo energiza y lo vincula.

El mensaje institucional

Irina Bokova, directora general de la UNESCO, en su mensaje emitido en motivo del Día Internacional de la Juventud, nos recuerda que el día de hoy “brinda la oportunidad de celebrar el poder de la creatividad y del impulso innovador que los jóvenes aportan en todas las sociedades” y que estos “tienen que ser considerados agentes del cambio y no únicamente beneficiarios u objetivos”. El tema de este año –el compromiso cívico juvenil– pone de relieve la función que desempeñan la participación y la inclusión de los mismos en la construcción de la convivencia y del bienestar común. Según la UNESCO, “los jóvenes contribuyen a moldear la sociedad para conducirla hacia una renovación política, cultural y económica”.

Nuestra respuesta colectiva

Nosotros lo hemos hecho. Hemos demostrado que juntos, podemos. Hemos rehuido de la imagen de personas fracasadas y cómodas, vacías y egocéntricas, y hemos desarrollado un proyecto cultural hecho por y para nosotros que ha sentado precedentes y que ha sido premiado a nivel nacional, regional y mundial por su espíritu genuino y colectivo. Somos agentes de cambio en el área maya y hemos usado la creatividad como arma catalizadora de sueños, esperanzas y expectativas. Hartos de escuchar este mensaje decimonónico y falso sobre la apatía juvenil, y a sabiendas de que la educación es el único instrumento para involucrar a nuestra generación en este cambio radical que el mundo necesita, hemos construido, a través del Proyecto Ja’ab, la primera colección colectiva de la región. Más de 500 jóvenes de 12 ciudades de 5 países diferentes (México, El Salvador, Honduras, Guatemala y Belice) y 10 universidades de Mérida (epicentro operacional de la iniciativa) hemos edificado este modelo de educación intercultural que ha servido para fomentar la escritura y la libertad de expresión en la región y que servirá, en los próximos meses, para modernizar las bibliotecas públicas y reconvertirlas en faros de saber y para fomentar la lectura alrededor de 12 temáticas que estudian nuestra identidad colectiva como generación en un ejercicio de antropología artística independiente y creativa que ha surgido de nuestras ganas de decirle al mundo que en esta lucha contra la desigualdad, contra la cerrazón, contra el monopolio del dinero y del odio, nosotros, unidos, venceremos. Es una lucha que juntos, aunque a muchos no les agrade la idea, aunque muchos no lo crean o no lo quieran creer, ya tenemos ganada. Es la Nueva Era y nosotros la estamos escribiendo. Literalmente.

*Coordinador del Proyecto Ja’ab
[email protected]