post Image

Goteras en casa, a la orden del día en Yucatán

Graciela H. Ortiz
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Miércoles 3 de junio, 2020

Es posible que si hoy interrogáramos a todos los habitantes de Yucatán, seguramente sería una excepción encontrar a alguno que afirmara que no ha entrado agua en su casa o que no tiene una gotera.

Las abundantes lluvias y vientos que han castigado al Estado en los últimos días, han sacado a relucir goteras en los lugares menos pensados, haciendo que haya que colocar botes, cubos, correr muebles y buscar distintas estrategias para que no se nos arruinen las cosas que tenemos dentro del hogar, además de trapear incansablemente.

“Me han estado llamando clientes y conocidos que tienen sus casas inundadas, les ha entrado agua en sus recámaras, salas, etc.,”, comenta Mario Gamboa Niquete, dueño de la empresa Aditimper, que se dedica desde hace más de 20 años a la impermeabilización, recubrimientos y aislamientos térmicos.

Gamboa, explica que existen muchos factores para que aparezcan las conocidas goteras en una casa, la más común sin duda es la acumulación de hojas y basura que tapan las bajantes pluviales, por lo que recomienda subir a limpiar y barrer las hojas y basura que pueda haber porque muchas veces con sólo esa acción se soluciona el problema.

Con cierto enojo advierte que los techos no son basureros, “me he encontrado techos donde depositan salas enteras que ya no utilizan, archiveros, cajas y eso, sumado al peso del agua, ocasiona rajaduras”, a lo que agrega que otro problema bastante común es que se filtre el agua por el aluminio o hierro de las ventanas, cuando éstas no están bien selladas.

[b]Otras causas de goteras[/b]

Pero existen muchas otras razones para tener que lidiar con las molestas goteras. “No todo el mundo en Yucatán impermeabiliza sus casas, los ingenieros, los arquitectos o los constructores no tienen la cultura de impermeabilizar porque ellos dicen que el calcreto (mezcla de polvo, cemento y grava) actúa como impermeabilizante”.

Sin embargo, abunda, “eso no es así, porque con nuestras altas temperaturas, y el calor por un largo periodo, ese calcreto se raja, no aguanta dilataciones, ya que todo concreto se dilata todo el tiempo entre el día y la noche, y si de pronto estando en pleno sol cae una lluvia, al estar el calcreto dilatado se empiezan a formar las fisuras en las casas”.

El especialista indica que las fisuras pueden darse, también, por el asentamiento de la casa. “Una casa recién construida muchas veces por el peso tiende a tener un cierto nivel de acomodo que nadie percibe, eso puede formar fisuras no sólo en el techo, sino también en el muro”, detalla.

Aclara que puede haber fisuras, tanto en el techo como en los muros, por tener elementos constructivos diferentes que tengan movimiento, por ejemplo una losa se cruza con otra losa y en el cruzamiento se le coloca una traba metálica, “el metal se dilata de diferente manera que el concreto, entonces en esas conexiones también surgen fisuras”.

La llegada de un técnico, plomero, eléctrico a la casa que tenga que colocar una antena parabólica, un panel solar o instalar un clima, entre otras cosas que deben hacerse en el techo ocasiona que, muchas veces, luego de realizar sus agujeros y pasar sus cables y tuberías, no sellan esos espacios, dejando abierto lo que rompieron.

Gamboa explica la diferencia entre una grieta y una fisura, ya que una grieta ocurre, por ejemplo, cuando se realiza una ampliación en una casa, “supongamos que alguien quiere agrandar su cuarto, agregarle un closet y un baño, botan la pared y alargan la construcción, nunca va a haber un concreto nuevo que se una completamente al viejo sin que tarde o temprano se forme una grieta; esas grietas son las que normalmente cuando llueve se produce como una cascada de agua, es porque se formó al separarse la construcción nueva de la vieja”.

De todos modos, manifiesta que existen materiales preventivos, selladores especiales que se aplican en la unión y ya no entrará agua.

[b]Impermeabilizantes y soluciones[/b]

“Hoy en día se utiliza un impermeabilizante con un sistema acrílico, un acrílico especial que no sólo impermeabiliza los techos sino que los aísla, bajando hasta cinco grados la temperatura; son botes de 19 litros cuyo rendimiento normal debe de ser de entre 20 y 22 metros cuadrados, porque advierte que otras empresas para bajar costos lo extienden a 30 o 35 metros cuadrados “y es ahí donde luego vienen los problemas”.

Pero no todo el mundo tiene los recursos para pagar una empresa que haga ese trabajo, por lo que Gamboa ofrece una solución simple y de bajo costo. El propietario puede subirse a su techo y “embarrar” la fisura con cemento plástico de base acrílica, no solvente, y luego comprar un galón (cuatro litros) de impermeabilizante acrílico, darle tres manos y eso podrá durarle entre tres o cuatro años y su costo será alrededor de 300 pesos.

Existen impermeabilizantes de tres, cinco, siete, 10, 15 y 20 años, cuyo costo varía desde 200 pesos, el común que se compra en la tlapalería, hasta cinco mil pesos los más sofisticados; lo importante de los impermeabilizantes acrílicos es que no afectan la ecología ya que tienen una base de agua y no de solvente.


Edición: Enrique Álvarez

NOTICIAS RELACIONADAS

...
07 de July, 2020
Turismo
Trabajos del Tren Maya ya iniciaron en los primeros tres tramos: Aarón Rosado
Leer más
...
07 de July, 2020
Sociedad
Clausuran 55 negocios en Yucatán por incumplir medidas sanitarias
Leer más
...
07 de July, 2020
Sociedad
Hospital Regional de Mérida recibe equipo médico para atención de COVID-19
Leer más