Temporada de patos

Temporada de patos: Los pobres Cachorros; se viene un fin de mes movidito

David Collado
Foto Ap
La Jornada Maya

El pasado miércoles, el boom de Volver al Futuro se vivió en todo sentido. Mientras Marty McFly y el Doc nos visitaban, cientos de fanáticos de la saga cinematográfica opinaban. Desde el que comparó al Biff de 1985 con el Donald Trump actual, el que se cuestionó por qué no había patinetas voladoras, hasta aquellos que juraron que la “profecía” se haría realidad. Así es, muchos seguidores del beisbol y de los deportes en general deseábamos (me incluyo) que los Chicago Cubs ganaran este año la Serie Mundial, tal como se mostró en aquella escena en la que Marty caminaba por la calle, antes de comprar aquel almanaque deportivo.

¿Por qué me incluyo en la empatía hacia los Cachorros? Los pobres llevan más de un siglo ya sin ganar el Clásico de Otoño. Cualquier equipo que goce de tal popularidad, sea en el deporte que sea, merece ganar algo, aunque sea por consolación. Y lo cierto es que en el deporte nos encantan las historias de redención. Desde 2003, cuando aquella infame decisión del aficionado Steve Bartman por arrebatar una pelota de aut arruinó las esperanzas de los de Chicago en aquella serie de campeonato, la novena estuvo sumergida en la mediocridad y la tristeza durante años, deseando haber tenido un DeLorean y manejarlo a 88 millas por hora para regresar a aquel penoso momento y cambiarlo.

¿Cómo no identificarse con una novena por demás popular en su ciudad (mucho más que los White Sox)? ¿Cómo no evitar relacionar a esta franquicia con un ícono cinematográfico y de la cultura pop tan inmenso como Volver al Futuro? Así como esperábamos patinetas voladoras, en el fondo deseábamos que los de Chicago lograran lo que desde hace tantos años se les escapa. Simplemente una vez la ficción supera a la realidad.

Este año los "Cubs" simplemente fueron destrozados por los Mets de Nueva York, quienes también regresan a una Serie Mundial después de largo rato de no hacerlo. Los metropolitanos vuelven a la máxima instancia por primera ocasión desde el año 2000 y esperan al ganador entre Reales y Azulejos. Los Cachorros tuvieron una temporada de ilusión, que dudo se vaya a repetir tan fácilmente el próximo año.

Esta noche es el sexto de la serie entre "Royals" y "Blue Jays", de vuelta en Kansas City; en teoría, los Reales deberían lograr amarrar el título de la Americana y regresar por segundo año consecutivo al Clásico de Otoño. Pero, si hay un deporte que nos ha demostrado que es imposible afirmar un resultado hasta la finalización del juego es éste.

Se viene un fin de mes movidito, con el cierre de la temporada 2015 en Grandes Ligas, el inicio de la pelota invernal en nuestro país, el arranque de la NBA y el Gran Premio de México en la Fórmula 1.

También está arrancando la Liga Nacional de Baloncesto Profesional en su edición 2015, y la región está bien representada con los Pioneros de Quintana Roo, quienes el año pasado disputaron la final, perdiéndola ante los Soles de Mexicali. Ojo, que las cosas empiezan a hacerse bien en este deporte a nivel federativo y la Liga; de manera lenta pero segura, está creciendo y promete buenos duelos este año.

Rara vez hay ocasiones en las que el futbol pasa a segundo término ante la cantidad de eventos en otras disciplinas. Qué bueno. No me lo tomen a mal, pero tanto futbol puede llegar a ser tedioso (aunque los pamboleros me odien por decirlo). Entre ligas, copas y demás, mas el drama que se traen en Chivas entre sus propietarios, es refrescante estar al pendiente de lo que nos interesa de verdad, que es lo que sucede dentro de los campos, diamantes, emparrillados, duelas, etc. Y vaya que hay mucha tela de donde cortar en ese sentido este par de semanas.

Cómo quisiera tener una máquina del tiempo para vivir más semanas como éstas.